Capítulo 5

3.4K 260 76

No habrá Pinecest ni Candip, Candy sólo será una amiga. Realmente quiero Dipper tenga pareja pero no se a quien poner de pareja, pacífica? Pato? Grenda? Bill? No espera el ya tiene a alguien.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^
||||||||||||||||||||||||||

Mabel se encontraba tejiendo un lindo Suéter amarillo. Era el segundo que hacía. Se había obsecionado con el color amarillo.

Bill entró a la habitación y vio a mabel.

-Oh ya llegaste. Ven, ven, siéntate aquí en frente - Dijo animada Mabel

Bill se sentó en frente de Mabel y esta le dio un suéter amarillo.

-Jejeje por tu culpa el amarillo es mi nuevo color favorito- Dijo Mabel riendo dulcemente. Bill al recibir el suéter se sonrojo.

El se lo colocó. Olía a Mabel y eso era algo que le encantaba.
Se levantó y se sentó a su lado para luego tomar sus manos y decirle:

-Gracias Mabel. No sólo por el suéter, por todo- el tenía los ojos cerrados mientras besaba las manos de Mabel.

Mabel se sonrojo. Con una mano paso su mano por la cara de Bill, sorprendiendo lo.

-No hay de que..-junto sus frentes- Haría muchas cosas por ti- Había dejado al rubio sorpendido.

-junto sus frentes- Haría muchas cosas por ti- Había dejado al rubio sorpendido

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


Nunca nadie lo había tratado de tal manera como lo hacía la inocente Mabel.

Narra Bill

Su presencia era tan cálida, era como un sol. Ella era tan linda y amable conmigo, no se como en este poco tiempo logró cambiarme. Pareciera como si nunca ubiera sido un villano.

-Te quiero mabel- Le dije mientras la abrazaba con fuerza.

Ella río tiernamente, como me mata de ternura.

-Yo estoy casi segura de que yo te quiero más- Dijo para tomar mi cara con sus bellas manos y besar mi nariz.

Esta chica me mataría de ternura.

Me puse sobre ella y comencé a hacerle cosquillas. Pasar el tiempo con ella es tan divertido, todo es tan lindo. Ella es única. Ella es perfecta, es como si estuviera hecha para hacerme feliz

Mabill¡Lee esta historia GRATIS!