Epílogo.

3.3K 236 110

Jill's POV.

Un año después.

-Merle, deja de enseñarle eso al niño.- regaña Maggie dándole un manotazo en el brazo al ya mencionado. El bebé de Maggie ya ha nacido, tiene más o menos tres meses y, se llama Hershel. Es hermoso, misteriosamente sus ojitos son verdes (digo misteriosamente porque jamás me hubiera imaginado a un coreano de ojos verdes) y ligeramente rasgados como Glenn.

-¿Qué tiene de malo? Quiero que haga fuck you.- dice el imbécil y toma la mano del bebé bajando sus deditos de tal manera que sólo quede el dedo medio estirado.

-Sunshine, baja de ahí pequeña.- regaño antes de que suba el escalón y se caiga. Mi pequeña hija casi rubia gira su pequeña cabeza hacia mi, mirándome con esos ojos azules traviesos. No me hace caso y sigue gateando así que me levanto de un salto soltando un suspiro y camino hacia ella. Unos brazos llegan antes a mi pequeña, y Daryl la toma en brazos jugando con ella.

-¿Otra vez regañando? -pregunta sonriendo, sonrio y camino hacia el.

-Si, tus hijos son insoportables. No sé que les dan de comer, eso va para ti Carol.- digo dejando un beso en la mejilla de mi esposo para luego girarme hacia Carol que me mira burlonamente.

-A mi no me mires, son insoportables porque sus tíos los enseñan así. Mi comida no toca este asunto.- responde y suelta una risita que me hace reir a mi tambien.

Un pequeño niño llega gateando hacia mis pies, me agacho a su altura y lo alzo para que quede a la altura de su padre y hermana.

-¿Quieres a mamá, no es asi? -pregunto sonriendo embobada por la belleza de mi pequeño hijo.
El suelta una risa como si entendiera todo.

-¡Papá! -balbucea Sunshine cinchando la oreja de Daryl, quien abre los ojos sorpendido.
Si, ellos decían varias palabras pero aún así nunca habían dicho ni papá ni mamá.

-¡Dijo papá! Bien, Okey, Milo pequeño, di "ma- má" -le digo marcando bien las letras para que me imite. El niño ríe y mira a su hermana, a quien le copia todo, por cierto.

-¡Pa...pá! -finalmente pronuncia y agita las manitas en dirección a su padre. Mi boca se abre ofendida, aunque sabía que haría eso.

-¿Estoy siendo reemplazada por este? ¿Y por mis propios hijos?- gruño bajito negando con la cabeza.

-Damelo, ven con papi pequeño. Eso es, ahora, digan pa-pá.- enseña Daryl cuando tiene a ambos niños en brazos. Sus ojos brillan como siempre que los mira.

-¡Papá- chillan los dos a la vez.

El tiempo ha pasado volando, los dos tienen un año y cada día se parecen más a Daryl.
Sunshine....mi pequeña bebé, ella es una alegre y traviesa niña, que con sus lindos ojitos nos alegra a todos. Es toda una caprichosa de papá y tío Merle.
Y Milo...mi niño, estoy segura que es el niño más dulce y tranquilo de todo el mundo.
Su dulzura llena mi alma como madre, hasta antes de este momento creía que era su persona favorita y que me prefería a mi antes que a Daryl, pero ya ven, me ha cambiado.

Aun así, no cambiaría esta vista por nada del mundo.
Daryl está con los dos niños en brazos, uno a cada lado de su cadera. Milo tiene unos mechones de su ya largo cabello en sus dedos, jalandolo despacio. Mientras que Sunshine sigue jugando con su oreja, la cual cincha con toda la fuerza que tiene.

Ambos niños son muy parecidos físicamente, pero en cuanto a personalidad se habla, son opuestos en todos los aspectos.

-Vamos a comer, Tio Merle les trajo algo rico.- siento las pisadas de Merle y luego lo veo.
Se acerca hacia Daryl y le quita a Milo.

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!