Habíamos pasado la mañana en el centro comercial, Zayn se había encargado de llevar las bolsas de las chicas, buscando cualquier oportunidad de hablar conmigo, intentaba evitarlo, pero me era imposible, jamás lo había visto intentar algo conmigo, me sorprendía y no sabía cómo reaccionar.

––te quedaría muy bien...––susurro a mis espaldas mientras yo sostenía el pequeño pesado de tela entre mis manos, mis mejillas se tiñeron de un rojo carmesí mientras dejaba las bragas color lila en su lugar.

––Deberías estar afuera––me endurecí tratando de sonar calmada, aunque mi corazón se había acelerado y mis movimientos corporales me hacían parecer más que nerviosa.

––No puedo evitar hablar contigo––me sonrió abiertamente, cruzándose de brazos––¿te ayudo a elegir?

––no se a que juegas––lo aparte dejando mis manos en su pecho, empujándolo hacia atrás, aquel toque me hizo sentir un cosquilleo entre los dedos, pero lo ignore––pero no va a funcionar.

––No juego a nada––murmuro alzando los hombros, con inocencia.

––si, si juegas––presione mi dedo contra su pecho, mirándolo fulminante––perdimos un bebé Zayn, nada va a volver a funcionar como antes, pero ni siquiera sé que estoy diciendo, si nosotros jamás funcionamos.

––_____––me miro culpable, intentando tomar mis manos––lo estoy intentando.

––No, tu no entiendes, yo la amaba––suspire molesta.

––y yo igual.

––Era tu responsabilidad––justifique, no escuchándolo, su mano se cerró en mi antebrazo y me obligo a mirarlo fijamente a los ojos, los cuales se movían con rapidez analizando mis facciones.

––era mi hija––murmuro con determinación y firmeza, haciéndome estremecer––y la amaba.

Me aparte en silencio volviendo a donde estaba Trisha, mire la hora y eran las 1:30 pm, Trisha clavo sus ojos en mi y suspiro, acercándose.

––créeme que adoro que hablen––me miro fijamente y luego rodo los ojos como si fuera una adolescente––pero si van a pelear y discutir por cosas del pasado cada vez que lo hagan, será mejor que se busquen un lugar menos públicos.

––Tu hijo no me deja en paz––susurre alzando los brazos, cruzando miradas con él.

––quiere arreglar las cosas––me sonrió débilmente––y sé que pensaras que lo apoyo, pero quiero lo mejor para ambos y no es justo verlos así.

––Nos hacíamos daño juntos––susurre triste, mirando hacia una fuente llena de monedas.

––pero se están matando estando tan lejos uno del otro.

Suspire no respondiendo a aquello, porque tal vez ella tenía razón.

Decidimos que comeríamos algo, Tris había llevado a las chicas al McDonald's mientras Doniya y yo nos sentábamos en un restaurante del frente, cruzando la calle, este se encontraba parcialmente vacio.

––¿podríamos...

––No––lo mire cortante y volví mi vista al menú.

––Creo que prefiero una hamburguesa, este menú es estirado––murmuro Doniya deslizándose entre la silla y el cuerpo de Zayn––nos vemos.

––Don...

––Yo, me iré––me miro sonrojada y se fue casi corriendo, solté un suspiro a sabiendas de que se había ido a propósito.

Fake | z.m¡Lee esta historia GRATIS!