Capítulo 48

200 19 37

Viernes 3 de Octubre.
JAPÓN.

Nunca había visto llover tan fuerte como aquella tarde en Japón. Y las previsiones apuntaban a que de aquí al domingo la cosa no iba a variar demasiado.

Los libres se habían suspendido finalmente tras varias salidas de pista que me pusieron el corazón en un puño.

Muchos mecánicos e ingenieros del equipo valientes habían decidido partir al hotel mientras que Sam,Jules,Max y yo nos quedamos en la habitación de Max pasando el rato.

Nico y yo no habíamos vuelto a hablar desde nuestra discusión en Singapur. No se había atrevido ni a pedir disculpas.

-¿En que piensas?-Sam me abrazó y me dedicó una cálida sonrisa. Luego miró la pantalla de ordenador donde estaba haciendo skype con Alicia.
Ella sostenía su vestido de boda mostrándomelo con una gran sonrisa.

-Oh,lo siento Juliet. Has debido de pensar en Nico cuando has visto el vestido...lo siento.-la rubia guardó el vestido rápidamente y se sentó seria frente al ordenador.

-No,no te preocupes. Estoy bien.-esbocé una pequeña sonrisa y Jules me alborotó el pelo cariñosamente.

-Alicia, no sé como la aguantas. Lleva una semana que si quiero a Nico,que si no me habla. Yo opino que tiene que pasar página de una vez.-explicó Jules.
Sam permanecía callado mirándome fijamente. Era el único en esta sala que me entendía.

-Yo creo lo mismo.-es lo último que pudo decir Alicia porque se cortó el internet.

-Mierda. Esto es a causa del ciclón.-dijo Jules mirando su móvil.-Odio que llueva de esta manera,no me siento seguro en la pista.

-No te preocupes,no va a pasar nada.-Max le dio dos toquecitos en la espalda y se despidió de nosotros diciendo que iba a ver a su novia al hotel.

-Creo que yo también debería irme...-Jules se levantó y le cogí de la mano.

-No,Jules.Yo te acompaño.No voy a dejar que te vayas así. ¿Te importa Sam? Vendré en unos minutos.

-Adelante,yo te espero aquí.-dijo Sam con amabilidad. Yo asentí y me llevé al francés a la salida del box.
Maldecí varias veces la lluvia ya que el paraguas del equipo no era lo suficientemente grande para taparnos a los dos.

Aún así decidí hablar con Jules sobre sus palabras de antes.

-Algo no va bien Jules.-le susurré mientras me apoyaba en su hombro.

-Lo sé.¿Tú también tienes esa sensación?-suspiró.-Si soy una persona insegura de por si imagínate ahora. Ya lo dijo John, que pensemos ya en que tenemos que correr con un ciclón,que no van a cancelar la carrera.

-No te preocupes,no pasará nada.

Jules decidió no hablar y seguimos el camino en silencio.
Disfrutaba mucho de la compañía de Jules. Era la única persona que me ofrecía tranquilidad y serenidad. La verdad es que no entendía como una persona que transmite tanta seguridad se pueda sentir tan insegura por dentro.

Lo cierto es que a mi tampoco me apetecía correr con una pista tan insegura,pensaba Niki. Niki y aquella tarde en la que se le incendio el coche.
No podía pensar en la idea de que eso le ocurriese a algún piloto de hoy en día.

Un escalofrío recorrió mi cuerpo de solo pensarlo. Jules debió notarlo y me besó la mejilla cariñosamente.

-Te prometo que no me voy a preocupar más. Pero con una condición.-cerró el paraguas pues ya habíamos llegado a la recepción del hotel.

-¿Cuál?

-Quiero que me prometas que si Nico no te pide perdón o te vuelve a hacer algo parecido,le dejarás y le darás una oportunidad a Sam.

-¿A Sam?

-Sí Juliet,ya se lo comenté antes y él lo negó rotundo. Pero quiero que tú me lo prometas. Por favor.Si algún día me pasa algo y no te puedo aconsejar, quiero que estés con alguien que te merezca.

-Oh Jules.-le abracé cariñosamente.-No te va a pasar nada. Pero te lo prometo. Le daré una oportunidad a Sam si Nico no entra en razón.

-Gracias. Te quiero,hasta mañana.-se despidió de mi y se fue por las escaleras.

Cogí mi paraguas y volví en silencio al box de Marussia,pensando en lo que le acababa de prometer a Jules.
¿De verdad podría llegar a querer a alguien tanto como a Nico?

No estaba tan segura de que ese inglés de inexpresivos ojos azules llegase a conquistarme. Aunque,desde luego, la incertidumbre de saber que se escondía tras esa mirada me seguía invadiendo.

Cuando llegué a la habitación de Sam,me senté en el sofá para mirar las notificaciones de instagram encontrándome una foto de Nico y Laura en el box de Mercedes.

-Sam mira esto.-le enseñé la foto y él se rió irónico.

-Lo que hacen algunos por dar celos...-suspiró y me miró con una sonrisa.-July,¿Te acuerdas de la foto que nos sacó John antes?

Asentí y me empecé a reír. A John le encantaba esto de sacar snaps a traición, parecía un adolescente.
La foto era una instantánea sacada desde nuestras espaldas mía apoyada en el hombro de Sam mientras veíamos los libres.

-Pues súbela a instagram y que se joda. No va a vacilar ahora con lo de Laura.-le abracé mientras me reía. Que puto amo podía ser a veces este hombre.

Subí la foto con el comentario 'My best'
Polémica creada en 3,2,1...

-Me gusta el comentario eh,ahora pensará que tenemos algo.-Sam se empezó a reír pero yo me quedé seria al recordar la promesa que le hice a Jules.-¿Qué pasa? ¿Te molesta que se diga que tienes algo conmigo no? Es normal, yo tampoco quiero que se piense eso,ya que no somos nada más que amigos. Pero,entiende que Nico se lo merece. A veces pienso que eres demasiado buena. No puedes permitirte volver a sus brazos a la primera de cambio.

-Llevamos medio año saliendo Sam,sé que es poco a simple vista,pero cuando viajas con él y pasas tanto tiempo junto a él parece una eternidad...

-Yo llevaba 4 años con Hollie así que imagínate. Tienes que poner también de tu parte para lograr olvidarte de alguien.

Y otra vez volvieron a mi cabeza las palabras de Jules que calaron en mi con más fuerza que nunca.
Quizás debería olvidarme de la persona que amo y abrirle mi corazón a Sam...

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!