Capitulo I - *No estoy muerto

6.1K 25 25
                                                  

 Cuando miras hacia atrás después de haber pasado por tantas cosas, el presente parece prometedor. Pero si en esos momentos difíciles alguien te hubiera dicho que al final todo saldría bien, no creo que le creerías. . . porque sabrías que te estaría ocultando cosas de las que difícilmente podrás recuperarte.

 Capítulo I -*No estoy muerto

 Eran las 4:03 de la mañana y ya me preparaba para empezar un nuevo día, le había prometido que lo iba a intentar y se lo estaba cumpliendo. Parecía mentira pero llevaba una semana con eso y realmente no me sentía tan mal, después de todo correr tres vueltas en un eje vial me revitalizaba, quizás es cierto lo que dicen en los infomerciales "mente saludable, en cuerpo saludable". Mientras caminaba hacia el lavabo pensaba en lo que ella me dijo, me esforzaba por creer que las cosas podían ser diferentes y que por más problemas que enfrentáramos, al final siempre habría una salida.

Al lavarme los dientes no pude evitar mirarme al espejo y volver a mi realidad, a veces me sentía más viejo de lo que realmente era y lo que había vivido durante esos últimos siete años hacía que me fuera más difícil reconocer la imagen que se reflejaba ante mí, aunque en ese entonces solo tuviera 23 años.

 *Primera Vuelta - 4:16AM

Correr a esa hora casi me daba la soledad y tranquilidad que necesitaba, y el casi lo digo porque mi compañía eran los empleados de la gasolinera de la esquina y algunos conductores que me volteaban a ver como si fuera un fantasma. Sabía que lo normal era correr en el parque a la misma hora que todos, en vez de hacerlo en un eje vial, pero simplemente no soportaba correr junto a otras personas, recuerdo que lo intenté durante dos días, pero no pude seguir haciéndolo. Con esa soledad y recorriendo ese camino por la madrugada durante esos días, finalmente me sentía muy bien, algo que era complicado en ese tiempo, sin embargo se lo había prometido a Megumi y no podía fallarle, al menos me esforzaría por estar bien y me dejaría de preocupar enfocándome en otras cosas, y la verdad es que hasta ese momento estaba dando resultado.

 *Segunda Vuelta - 4:37AM

A la mitad de la segunda vuelta, me encontré con un lobo que comía desperdicios de una bolsa de basura tirada en medio de la avenida, al principio pensé dejarlo pasar, pero cuando vi que un tráiler casi lo arrollaba y él no reaccionó en lo más mínimo, decidí detenerme. En realidad estaba un poco cansado y me iba a parar a recuperarme un poco, solo necesitaba una excusa y esa era muy buena, ni siquiera alguien como yo cargaría en su conciencia dejar morir a un lobo cuando pude haber hecho algo para evitar su muerte, bueno en realidad no era un lobo, era un perro de esos que parecen lobos y que jalan los trineos en Alaska.

-¿Y tú que estás haciendo comiendo en medio de la calle amigo? -Le dije en voz alta, como si me entendiera y pudiera contestarme-

En ese momento pensé en elevar mi karma haciendo una buena acción, después de todo estaba tratando de ser una buena persona y ese debería de ser un gran comienzo, solo tenía que pensar en cómo quitarle la bolsa de basura de sus fauces sin que me mordiera, antes de que pasara otro tráiler y nos arrollara a los dos.

Como pasa con la mayoría de los perros para distraerlos solo tienes que aventarles algo que les llame la atención y ellos se van detrás, pero si lo que quieres es intimidarlos solo recoges algún objeto del suelo y haces como que les vas a pegar y se van corriendo, como había una botella de plástico tirada en la banqueta preferí la primera opción, la cual me dio el tiempo suficiente para poner la bolsa de basura lejos de donde pasaban los carros. Cuando el perro volvió con la botella en su hocico, observó que la bolsa había cambiado de lugar y quizás notó que lo de la botella solo era una distracción, así que perdió el interés en ella y regresó a devorar el contenido de la bolsa.

77 Los últimos recuerdos de una vida pasadaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora