Capítulo 83

2.5K 206 45

Jill's POV.

-Bien, ten a esta princesita.- digo y le doy la bebé a Rick.

-¿Quieres darte una ducha? No hemos repartido las habitaciones aun, pero pueden elegir la que gusten.- me dice Rick mientras observa a su pequeña.
Sonrio de oreja a oreja, realmente necesito un baño.

-Claro, muchas gracias. Iré a bañarme entonces, me llevo a mi hombre.- bromeo y camino hacia Daryl.- ¿Vamos? Merecemos un tiempito a solas.- susurro contra el.

-Tienes razón, ven.- habla y toma mi mano dirigiéndome hacia las escaleras.

-¿Cuál habitación escogerás? A mi me da igual, realmente.- digo pero no recibo respuesta.

-¡Walá! -dice en cuanto abre una habitación frente a nosotros, la última del pasillo para ser exactos. Las paredes son blancas y tienen decoraciones de color celeste, en verdad es muy hermosa.
Una cama matrimonial está en el centro y un oso color chocolate encima de una almohada. Camino hacia el y veo que tiene un pequeño pedazo de papel al lado, miro a Daryl y el asiente con la cabeza, dando a entender que puedo agarrarlo.

"Este oso será el primer juguete de nuestro bebé, los amo."

Mis ojos se llenan de lágrimas y me doy la vuelta para verlo, está sonriendome y camina hacia mi.

-¿Te gustó? Lo he conseguido antes de llegar aquí y...- no dejo que siga hablando, le doy un profundo beso en los labios.

-¿Cómo puedes preguntar eso? ¡Dios! No me esperaba esto, es hermoso.- examino al pequeño oso en mis manos.

-¿Crees que le guste? Es decir...yo...no sabemos que será y--

-Lo amará, y aun más cuando sepa que su grandioso papá se lo regaló.- sonrio y dejo el juguete en la cama.-¿Será nuestra habitación? Es hermosa.

-Si, lo es. La elegí esta mañana, todos me ayudaron a ordenar mejor los muebles, esto estaba hecho un desastre.

-Rick acaba de decirme que...- digo recordando lo que dijo- no importa. Me voy a bañar, necesito quitarme esta mugre de encima.- le doy un beso en la mejilla y camino hacia la puerta que hay en la habitación.

-Cielo, te traeré algo de ropa nueva, casi vas desnuda con esa. Iré a bañarme al baño de al lado.- le oigo decir y camina hacia la puerta.

-¡Ponle seguro a la puerta cuando lo hagas, no quiero asesinar a ninguna de mís chicas!- grito y entro en el baño.

Me quito la ropa rápidamente, mis bragas están literalmente negras y antes eran de color lila.
La blusa que llevaba puesta está en diferentes tonos de rojo y sólo me produce náuseas cuando la huelo.

Entro en la ducha y prendo el grifo, esperando que llegue el agua fría hacia mi. Cuando lo hace mi cuerpo se estremece, para luego relajarme completamente.
El agua se va tornando tibia y me doy cuenta que el grifo tiene la opción de agua caliente.

-¡No me jodan! -chillo de felicidad y tomo el jabón.

(...)

Salgo del baño envuelta en una toalla, detengo mi caminar al ver mi reflejo frente a un gran espejo.
Me sorprendo de la nueva yo, no me he visto en uno de estos desde la prisión y estoy muy cambiada.
Mi vientre está muy grande para los meses que tengo y no sé como es que mi bebé crece tanto si casi no come.
Miro hacia la gran cama y en ella hay una muda de ropa, la cual consiste en un short negro, una blusa blanca y ropa interior limpia.
Miro mis piernas inmediatamente, claro que tengo bello. ¡Parezco un gorila!

Corro hacia el baño, cerrando con seguro por las dudas. Comienzo a abrir y cerrar cajones buscando algo para afeitarme, cuando por fin encuentro, lo otro se resume en mi quitandome todo ese pelo.

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!