FUEGO Y PASIÓN

1K 16 0

Ardiò mi corazòn justo como lo harìa una vela segundos antes de extinguirse.

Fue tan intenso que hizo cenizas aquel amor que por ti sentìa.

Las brasas consumieron poco a poco aquello hermoso que llamabamos amor.

El fuego que mantuvo atados nuestros corazones, se volvió en nuestra contra y dejó apenas el rescoldo de lo vivido.

No hubo brisa, ni mar que apagara tal incendio, pues lo nacido del corazòn solo allí puede morir.

Mares de làgrimas corrieron en el interior, y solo lograron acrecentar aquel dolor.

Con el tiempo aquel fuego murió. Era su destino, crear brillar, arder y finalmente desaparecer.

En el camino quedan huellas que dan fe de lo ocurrido, pues a cambio del amor, el fuego dejó odio y resentimiento.

Dos corazones condenados por el amor, atados por el odio y sumergidos entre pensamientos que arden y se elevan con pasiòn y agonia inmensa.

 30 POEMAS DE AMOR.¡Lee esta historia GRATIS!