Capítulo 82

2.5K 201 35

Jill's POV.

Luego de verlos pelear por un rato, tomé la mano de Daryl con la mía.

-¡Ya basta! Dejen de discutir.- pido y quedan en silencio, Glenn se va con Maggie, mientras Merle y Tara se sientan en sillones separados y siguen peleando. Pero ahora no se el motivo.

-¿Dónde dormiremos? -pregunta Rosita, la miro sonriendo, es algo que también me he preguntado.

-Bueno, me parece que lo mejor será que todos vivamos en la misma casa por un tiempo. Hay suficientes habitaciones para todos, podemos compartirlas de a dos o tres personas.

-Yo la comparto con Tara y Rosita, si no les molesta a ustedes.- dice Merle mirando hacia Abraham y Eugene. El pelirrojo lo mira echando fuego por los ojos, o así lo veo yo.

-En tus sueños, imbecil.- le responde Tara y siguen peleando.

-Como decía....creo que será mejor para todos, ya que no sabemos que puede pasar en esta comunidad. No hay que fiarnos.- Rick termina de decir y todos estamos de acuerdo.
La puerta principal es golpeada y un sentimiento de felicidad me invade. ¿Hace cuanto no oigo ese sonido? No tenía esta sensación de estar en una casa desde hace mucho. Antes, me molestaba cuando golpeaban y mamá me obligaba a abrir. Pero ahora quiero correr hacia la puerta así que sin más hablo rápido.

-Yo voy.- camino rápido hacia la puerta y la abro, una rubia aparece en esta con una sonrisa de oreja a oreja. Es muy bella, por cierto.

-Hola, soy Jessie, vivo a tres casas de aquí. Sólo venía a dejarles un pastel de bienvenida.- termina de hablar tendiendome un pastel. La barriga me gruñe.

-Gracias, no hacia falta. Pasa, por favor, te presentaré al resto.

Jessie se adentra a la casa y cierro detrás de ella, cuando ven que se trata de una mujer, todos parecen estar más aliviados.

-¿Qué es eso? - pregunta Merle quitandome la bandeja de la mano.

-No seas grosero, Merle.- pido en susurro porque de verdad es importante dar buena impresión a los vecinos.

-Ah, si, hola. Me llevo esto.- anuncia metiéndose a no se que habitación.

-Olvida eso.- pido sorojada- Bien, chicos ella es nuestra vecina Jessie, vino a darnos la bienvenida. Jessie, ellos son Abraham, Eugene, Rosita, Gabriel, Noah, Tara, Carol, Glenn, Michonne, Maggie, Carl, Rick, mi esposo Daryl, la pequeña Judith, el idiota que se fué es Merle, y yo soy Jill. Es un gusto.

-El gusto es mío, bien, quizás quieran un corte de cabello, solía ser peluquera, vivo a tres casas de aqui con mi familia. Si necesitan alguna cosa solo vayan hasta alli. Que tengan un buen dia.- asiente hacia nosotros y se va de la casa cerrando la puerta tras ella.

-¡La asustamos! ¡Genial! Es la unica que ha venido a darnos la bienvenida y ustedes se comportan...¡Aaaagghhh! ¡Te voy a matar Merle Dixon!- camino a paso apresurado hacia donde vi que se habia ido ese grosero.

Cuando lo encuentro, no puedo estar más furiosa.
Merle está sentado en una cama, de piernas abiertas mientras saborea dulcemente aquel delicioso pastel.
¿Injusticia? ¿Dónde?
Camino hacia Merle, quien al percatarse de mi presencia salta de la cama y levanta los brazos.

-¡No me pegues! Tú me quieres, no querrás verme triste el resto de los dias, ¿no? Soy el tío del pequeño, te pateará si me tratas mal.

-Dame el pastel.- exijo mientras pronuncio las palabras con más fuerza.

-Tomalo, tomalo. Aquí tienes.- dice y me entrega el gran pedazo que queda. Sonrio como una niña pequeña y me preparo para irme de la habitación.

-Y que te quede claro Merle, nunca, jamás, le quites la comida de la mano a una embarazada. ¡Jamás!- y con esto me voy de la habitación, volviendo a al comedor donde todos están hablando, al verme sonríen tiernamente.

-¿Qué? -pregunto con pastel en mi boca y Daryl se acerca hacia mi.

-Sólo tienes la boca un poco manchada con chocolate, nada que no se pueda solucionar.- y en cuanto dice aquello, me besa dulcemente. Sonrio en medio del beso, en estos momentos no puedo estar mas feliz de tenerlos conmigo.
Si, incluyendo al bastardo de Merle.

-¿Qué pasó allí? - pregunta en cuanto nos separamos, niego con la cabeza y trago el pastel.

-Oh, nada. Le quité el pastel, queda mucho aún..¿quieres? -ofrezco.

-No, cielo.- dice y miro por encima de el hacia Carl.

-¡Hey, Carl! Ven cielo, aquí hay pastel. Trae a tu hermanita, es hora de alimentarla.- digo y Rick le da a la bebé a Carl, quien camina hacia mi con una gran sonrisa.

-¿Dónde es la cocina?

-Por aquí.- responde Carl mientras camina delante de mi, metiéndose a una habitación llena de cosas.
Dejo el plato encima de la mesa y miro a Carl, el pequeño ya no es tan pequeño y está limpio. Sin una gota de sangre en su rostro, ni en su ropa.

-Dame a esa pequeña. ¿Te has duchado? Estas muy guapo eh.-Carl camina hacia mi y Judith al estar cerca estira sus brazos, la tomo con cuidado haciendo muecas para que ría.

-Si, hay agua aquí. Puedes ducharte cuando quieras, la mayoría ya lo ha hecho.- informa y frunzo el ceño, no los vi.

-Vaya, ni siquiera los vi.- susurro y Judith comienza a tomar la leche que sale de mi.

-Gracias por cuidarla Jill.- Rick está parado en la puerta, sonrio hacia el.

-No es nada.

La bebé levanta su manito acariciando mi rostro, rio un poco y comienzo a moverla suavemente para que descanse.

Hooolaaaaaa pequeñas, bueno, debía subirlo antes pero no tuve tiempo.
A todo esto....No queda demasiado para que Faith llegue a su final, es decir, trataré de alargarla un poquito más, pero no quiero que se torne aburridora. No será igual que en la serie...de aquí en más no pasará nada que haya pasado en la serie.

NOTICIA IMPORTANTE PARA MI: He empezado una novela de Daryl, la tengo guardada...cuando termine Faith la comenzaré a subir.
Les quería decir para que sepan y si quieren pasarse, haganlo, bueno...eso es todo amores, las quiero mucho mucho♡♡♡♡♡

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!