Capítulo 81

2.8K 230 94

Jill's POV.

Daryl me ayuda a levantar y en pocos minutos salimos de aquella habitación que parecía ser una enfermería.

-¿Dónde puedo encontrar a la dueña del lugar? Me gustaría hablar pronto con ella, no quiero esperar más con esta intriga.

-Uhh...no estoy muy seguro, ven. Le preguntaré a Eric.- me dice Daryl y estoy confundida, no conozco a ese chico.

Caminamos hacia una gran casa blanca, en si, todas lo son. Tiene un bello jardin fuera, con varias flores bien cuidadas. Quien quiera que lo haya hecho, lo hace muy bien.

-Hey, Daryl.- saluda un chico que ni siquiera me había dado cuenta que estaba en el porche, nos acercamos hacia el subiendo los pequeños escalones.

-¿Sabes donde está Deanna? Me ha dicho que quiere hablar con Jill.- me dirige una rápida mirada y luego vuelve su vista hacia aquel chico llamado Eric, por lo visto.

-Claro, ya los llevaré. Me alegra que estés mejor Jill. Bienvenida a Alexandria, nos es un placer tenerlos aquí. Y al próximo integrante, claro.- dice con una sonrisa dulce en su rostro, sonrio de igual manera. Ya he conocido a tres personas de aquí y son muy amables.

-Gracias a ustedes por traernos. En verdad es muy valioso para nosotros, hemos pasado por cosas....cosas espantosas y, el hecho de que nos regalen un poco de tranquilidad...significa mucho.- estiro mi mano hacia el y la estrecha gustoso. La puerta de la casa está abierta y de ella sale un chico de ojos azules.

-Hola, veo que estas mejor. Es un gusto, soy Aaron y el es mi esposo, Eric.- sonríe mostrando los dientes pero eso no hace que desvíe mi mirada de su morado ojo.

-Es un gusto, soy Jill, a mi esposo ya lo conocen...uh, disculpa mi indiscreción pero, ¿Qué te ha pasado en el ojo? Es un gran golpe.- le miro esperando una respuesta.

-¿Son esposos? Woah, eso no me lo esperaba.- dice Eric, recibiendo un golpe en la cabeza por parte de Aaron.

-Su líder me golpeó, pero no es nada. Ya curará.- le quita importancia pero me imagino que duele horrible.

-Bueno, basta de charla ya. ¿Puedes llevarnos con Deanna o no? -corta la conversación Daryl de manera grosera, me dan ganas de golpearlo pero la violencia no es la solución.

Eric asiente rápidamente y comienza a caminar, seguido por Daryl. Antes de seguirlos miro a Aaron.

-Disculpalo, no le gusta hacer amigos.- hago una mueca y sigo a Daryl antes de que se de vuelta y arme un escándalo.

Caminamos pasando unas tres casas más, llegando a una que también tiene flores pero no tantas.

-Aquí es su casa, usualmente está aquí. Si no es asi, podrán hablar con su esposo o alguno de sus dos hijos.- asentimos con la cabeza y Eric se va de allí.

-Eres muy grosero, si no cambias esa forma de actuar, nos echarán Daryl. Haz el intento al menos.- acaricio su brazo.

-Lo sé, no diré que lo siento porque no es así. - avisa y ruedo los ojos mientras golpeo la puerta principal.

-¿Quiénes han hablado con Deanna? -pregunto mientras espero a que alguien abra.

-Sólo Rick, Michonne, Maggie y yo.- contesta y cuando voy a hablar, la puerta se abre. Dejando ver a una señora mayor, con el cabello hasta los hombros y una mirada azul profunda.

-Hola...tu debes ser Jill. Pasen.- nos abre paso entre la puerta y ella, una vez dentro puedo admirar la bella casa. Definitivamente es hermosa.

-Es una hermosa decoración.- halago, porque no sé que puedo decir.

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!