Capitulo 80 - Maratón 3/3

2.5K 207 37

Jill's POV.

Abro los ojos sintiendo un pequeño dolor de cabeza, siento que estoy flotando por algún lugar. Miro hacia mi alrededor y no veo pasto, no veo árboles, no veo sangre, no veo a mi familia...Solo veo blanco. Paredes blancas, remedios, cajas, jeringas. Todo es tan limpio que creo que he muerto.

¿Dónde estoy?

La puerta se abre y mi corazón late con fuerza, tengo miedo. ¿Qué tal si es algún loco? Sólo recuerdo estar en los brazos de Daryl...¡Daryl! ¿Como está el?
Un hombre con una bata blanca entra en la habitación.
Mi estómago se revuelve, no, no, no, no puede ser. Esto no está pasando. Miro mi brazo y tengo una aguja con suero allí. Mi respiración se agita.
No pudo haber sido un sueño.

-¿Qué hago aquí? ¿Dónde esta mi familia? ¿Lo soñé? ¿Y los caminantes? -lágrimas caen por mis ojos mientras veo la expresión de aquel hombre que parece ser un doctor, me mira como si estuviera loca- ¡No estoy loca! ¡Dígame donde está mi esposo!

-Tranquila, tranquila señora. Todo está bien, sólo debe estar calmada. Le hará daño de lo contrario. Su esposo está teniendo una conversación con la líder de aquí. No se preocupe.- el doctor me mira esperando una respuesta negativa, pero es todo lo contrario. Estoy feliz, no fue un sueño, ellos están por aquí. Miro hacia mi vientre y efectivamente, un bulto sobresale de las sábanas blancas. Ya veo porque creo estar flotando, el colchón de la camilla es la gloria misma cuando he dormido contra un árbol por dias.

-¿Todo está bien con mi bebé, Doctor? -pregunto acariciando mi barriga.

-Si, el golpe la mareó un poco. No se ha alimentado bien estos días, necesita comer por dos y usted no come siquiera por uno.- reprende y sonrio, tiene razón.- Soy Pete, bienvenida a Alexandria, Señorita.- me sonríe y en ese instante la puerta se abre.

-Gracias Pete.- respondo y dejo que se vaya de la habitación, Daryl entra en ella con un rostro serio.
La puerta se abre otra vez y la cabeza de Pete se acerca por allí.

-Dentro de un rato vendrá una chica a quitarte la aguja, ya podrás irte pero debes comer, eso es todo. Adiós.- y ahora si, se va del todo.

-¿Qué sucede? ¿Por que esa cara? -pregunto mirando a mi esposo, el toma mi mano, entrelazando nuestros dedos.

-"Gracias Pete" -finge una voz chillona que vendría a ser mi voz- ¿Desde cuando tanta confianza con el?

Me echo a reír porque es lo único que puedo hacer.

-¿Eres tonto? En primer lugar, mi voz no es asi. Y en segundo lugar, es un médico, me ha dicho que le llame por su nombre. ¡Estamos en un apocalipsis!- exclamó haciendo que Daryl ruede los ojos.

-¿Dónde estamos? -pregunto cuando veo que no tiene intención en hablar, sólo está sentado mirándome.

-Bueno, a Jace lo mató un chico llamado Aaron, para ayudarnos, el nos trajo aquí porque ya nos había estado observando desde hace unos días atrás. Hablé con la dueña y creadora de esta comunidad y ha dicho que somos bienvenidos aquí, que luego se nos asignará un trabajo a cada uno. Me ha preguntado un par de cosas, también quiere hablar contigo luego. Estamos a salvo aquí, hay cocineras, médicos, niños, hasta tienen un perro. Creo que no son como en Terminus.- dice mientras acaricia mi mano.

-¡Vaya! -exclamo sorprendida- ¿Nos quedaremos aquí? ¿Todos están de acuerdo?

-Si, cariño. Todos quieren probar suerte aquí, nos han asignado dos casas para todos nosotros. Son enormes, te gustarán, ya verás. El único que parece tener problemas aquí es Merle, pero sólo bastará que tu le hables sobre el bebé y ya se quedará contento.- sonrie hacia mi y estoy demasiado llena de felicidad.

-¿Y tu? ¿Quieres quedarte? -le pregunto, por sobre todas las cosas, me importa lo que el quiera y piense.

-Si, supongo que si. Se me hace extraño no tener que estar matando caminantes...No quiero perder práctica, pero aquí podré darles la vida que merecen y eso me hace muy feliz.

Abro la boca para decir algo pero la puerta se abre, dándole paso a una mujer de pelo castaño claro, muy bonita y regordita.

-Hola, soy Denise, vengo de parte del Dr. Pete. Solo será quitarte el suero y podrás irte.-la chica está casi temblando y creo que de la vergüenza. Sonrio para tranquilizarla.

-Claro, muchas gracias.- le digo mientras siento como quita todo de mi cuerpo, una vez lista, me siento en la camilla para poder pararme luego.

-Felicidades por el bebé y bienvenidos a Alexandria.- sonríe más segura hacia nosotros.

Acomodo mi pantalón y me tapo un poco teniendo pena de mi pedazo de blusa.

-Gracias...lastima que no sepa cuántos meses tiene.- susurro acariciando mi barriga. El rostro de Denise se llena de felicidad y estoy a punto de decirle cual es lo feliz de esto.

-Nosotros...ehh, tenemos un aparato de ultrasonido, podríamos ver si aun sigue funcionando. Aquí está la computadora del Dr, no me sera difícil intentar...si ustedes quieren.

Mis ojos se llenan de felicidad al oír aquello, miro a Daryl con la mayor felicidad desde que todo esto comenzó. Mi esposo me mira casi sin parpadear.

-Claro, si, si, por favor intentemos. Muchas gracias.- habló rápido y Denise me sonríe, comenzando a preparar todo.

-Bien, recuestate en la camilla, respira tranquila. Ojalá esto funcione.- murmura y me da ternura.

-Aunque no funcione, te doy las gracias por intentar Denise.- siento como Daryl toma mi mano a mi lado.
Denise levanta lo que queda de mi blusa y deja ver una barriga un tanto grande.
El gel está frío cuando lo esparce por mi barriga, dándome un cosquilleo.

Luego de hacer aquello, toma un pequeño aparatito y lo comienza a frotar por mi barriga, apretandolo con delicadeza contra mi piel.
En la pantalla aparece una imagen un tanto movida

En la pantalla aparece una imagen un tanto movida

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


para que luego todo se apague, muerdo mi labio feliz de haber podido al menos ver a mi pequeño en la pantalla. Aunque sólo fueran dos segundos.
Miró a Daryl quien tiene lágrimas en los ojos, mi esposo sigue acariciando mi mano y deja un beso encima de mi anillo.

-Lamento no haber podido hacer más.- dice Denise con una mueca que muestra tristeza.- alcancé a fotocopiar esto, salió un tanto borrosa y falta la mitad de la imagen, pero, algo es algo ¿no? -Denise deja una pequeña foto en mi mano, la cual tiembla al tenerla allí, mi bebé esta allí, sano y conmigo.

-Te lo agradezco tanto, Denise, de verdad. Dios, creí que no podría tener un momento así jamás. Gracias, gracias.- lágrimas caen de mi rostro, me siento la persona más feliz del mundo ahora.

-Los dejaré solos.- dice la casi rubia y se va. Siento como Daryl me quita la foto de mi mano para luego abrazarme.

-Te lo dije, es el bebé más lindo de todos. Espera a que su tío vea esto, Dios, morirá.

Suelto una carcajada al imaginarme a Merle viendo esto, si, de verdad morirá.

¿Qué les pareció el maratón? ¿Eh? ¿No soy la mejor? Okno, que felicidad.
¡Pudieron ver a su bebito!

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!