CAPITULO 2.

La última campana sonó, informando que el primer día de clases estaba oficialmente terminado.

Bianca se perdió entre la multitud de personas que había en el pasillo. Intenté seguirla, no sabía donde practicaban las porristas, pero había demasiadas personas en un espacio no exactamente propio para tal multitud.

Salí de ese claustrofóbico lugar, saliendo por la puerta que llegaba al campus, de césped totalmente verde y perfectamente cortado, donde muchas veces se realizaban los campeonatos de fútbol americano. Y, por suerte, allí se encontraba el grupo de chicas practicando.

-______-Me llamó Bianca. Todas voltearon a verme, algunas me sonrieron, otras se limitaron a mirarme- Ve a los vestidores y cámbiate, ponte esto- Ordenó, entregándome unos shorts y una musculosa- Creo que son tu talle. Ah, y átate el cabello.

Luego de eso, me dio las indicaciones de cómo llegar a los vestidores. Ya allí me cambié y volví a salir. Ahora las chicas estaban sentadas en la tribuna, tomando un descanso. Entre ellas estaba Bianca, que al verme se paró y puso música rítmica, dándome el paso para que empezara a hacer algo.

-Bueno, muéstrame lo que tienes- Dijo. Fue cuando me di cuenta de que ella era la capitana de las porristas.

Comencé a moverme, a hacer todos los pasos que sabía.

Noté que a todas les estaba sorprendiendo mis movimientos y piruetas, lo que me agradaba.

Vi como cinco chicos subían a lo alto de la tribuna y veían con atención cada uno de mis movimientos, y yo los observaba a ellos, sin detenerme. Uno con rulos, uno rubio, uno con un extraño peinado con hopo, uno rapado y otro con el pelo normal. Noté que el de rulos le decía algo del hopo en el oído, a lo que este me miró con mayor detenimiento y sonrió al ver que lo estaba mirando. le devolví la sonrisa. Los cinco chicos eran lindos, demasiado, No pensaba enamorarme.

La música terminó en el momento en el que yo hice un giro triple en el aire y aterricé perfectamente en la tierra con las piernas abiertas.
Todos los que estaban en la tribuna se levantaron y aplaudieron, silbaron y me felicitaron.

-¡Lo has hecho estupendamente!- Me alagó Bianca, ella era mi nueva amiga, la única. Los cinco chicos se nos acercaron. El de cabello normal abrazó a Bianca por la espalda y besó su mejilla.

-Hola linda mía, ¿Cómo estas?- Ella rió y le dio un corto beso en los labios.

-Perfectamente- Ella me miró y me dijo- ____, él es mi novio Louis, Louis, mi nueva amiga _____.

Take Me Away - {h.s} - Terminada¡Lee esta historia GRATIS!