—Maya,no volveré a repetirlo,Se nos hace tarde,¿Que  estas haciendo?—grita Zack,mi hermano—

—Que ya voy—maldije en voz baja—

Desde el fallecimiento de mi madre y de la abrumadora desaparición de John,mi padre,Zack y yo nos hemos acostumbrados a vivir solos,formando nuestro propio estereotipo de familia,aunque a veces resulte difícil.

Y más cuando los dos odiamos ir al Super,juraría que en este momento en nuestra heladera solo se encuentra una leche vencida y un trozo de pan,si,dentro de la heladera.

Tome mi mochila,mi celular y baje rápidamente por las escaleras antes de que Zack sacara su antorcha para lincharme.
Al bajar demasiado rápido uno de mis pies le erró a un escalón y rodé como una bolsa de papas.

—¿Te tropezaste?—pregunto mientras se reía a carcajadas—

—No,solo estoy besando el suelo—conteste sarcásticamente,a partir de ese momento le juré odio eterno a ese escalón—

—Oh,tu primer beso—habló con vos tierna mientras se secaba las lágrimas provocadas por la risa—

Me levante lo mas rápido que pude,dandole una mirada fulminante a Zack.
Alise mi ropa con las manos,agarre mi celular que había salido disparado por la caída,por suerte aun seguía vivo.

—Mejor vamos—pase por al lado de el haciendo que nuestros hombros chocaran,no estaba molesta solo me sentía avergonzada—

Y si lo estaban pensando,si,soy rencorosa.

Salí de la casa,subí al auto de Zack y emprendimos viaje hacia nuestro nuevo instituto donde pasaremos un año.
En el viaje escuchábamos música mientras la cantábamos a todo pulmón.

El viaje fue corto ya que solo quedaba a cinco minutos,aunque lo sentí como un par de segundos ya que me suelo perder mirando por la ventanilla.

Zack desprende su cinturón haciéndome reaccionar y imitar el gesto.

Que nada malo pase.

Solo entra,haz tu mejor esfuerzo y luego te vas.

Recuerda,eres un fantasma.

—Mira por donde caminas—oí luego de un golpazo—

Un perfecto fantasma.

—Lo siento—sacudí mi cabeza un par de veces,mientras observaba la gran espalda del chico que se encontraba en frente—

—Si vas a venir a este Instituto,te recomiendo que no lo vuelvas a hacer—voltea el castaño de ahora ojos miel—Pero tú—me señala con su dedo indice—Hazlo cuantas veces quieras,bonita—sonrío de lado—

Oh no,es el típico chico de película.

Coloque los ojos en blanco y haría lo que tenia planeado desde un principio,desaparecer.

Localice mi objetivo,la puerta de entrada,solo debo concentrarme en como caminar,caerme sería lo suficiente para llamar la atención de todos los que se encuentran aquí.

—Oye—El chico pesadilla corrió hasta donde yo estaba para luego caminar a la par conmigo—

—O te apartas,o te aparto—me pare en seco—¿Sabes algo?—el chico poso sus ojos sobre los míos—Yo quería ser un fantasma,un espectro,¿Puedes dejarme serlo?—mire hacia atrás y visualice una cara demasiado conocida por haber vivido años a su lado—

—Tu deseo se cumplió muñeca,estas pálida como uno—comenzó a sacudir su mano en frente de mis ojos—

—¿Y tú eres?—Zack se planta en frente de mi alejándome del castaño—

Esto se va a picar y demasiado,jamas había visto a Zack así en mis diecisiete años de vida. 

-Más atractivo que tu,más inteligente que tu—comenzó a contar los dedos de su mano mientras enumeraba sus palabras—definitivamente mas actualizado a la moda que tú—lo observa de pies a cabeza—

Zack alza su cuello mientras sus hombros se abren,eso solo significa una cosa,pelea.

Y no hablo de una entre Pikachu y Charizard,sino una de verdad,una con humanos.

Me veo obligada a separar esto.

—Tú déjame ser Casper tranquila—señalo al adolescente hormonal—Y tu...—el antes mencionado me interrumpe—

—Eso solo si este payaso es tu novio,seré lo que tu hermosa mente quiera pero lo mío no es separar parejas,corazón—

Inhalo odio,exhalo paz.

—Lo tuyo es ir acosando a gente que conoces hace menos de una hora—hablo con furia mirando su rostro—Vamos—tomo la mano de Zack apretándola un poco por lo cual una mueca de dolor cruza su

—Y no,pequeñín no soy su novio,sino su hermano y se que sabes que es peor,¿No cerebrito?—

Son como malditos perros.

Use toda mi fuerza para alejarlos o tendría que traer una escoba para que se largaran,como seguro una madre lo haría.

Como mi madre jamás lo hizo.

Zack se deshace de mi agarre para luego sacudirse un poco su ropa que sin querer he arrugado,sin decirme algo ni chistar se va en otra dirección por lo que deduzco que es su clase y también que debo hablar con el luego o moriremos de hambre,aun mas si esta enojado.

Nuevo objetivo.

Localizar mi casillero,casillero 302.

EDITADO.

¡Nos estamos leyendo!

El idiota de Ryan [EDITANDO]¡Lee esta historia GRATIS!