Capítulo 30

77.3K 4.6K 477

  — ¿Podríamos no llevar las preguntas al entorno familiar, por favor? La entrevista no se basa en eso —interrumpe mi representante.

— ¿Algún problema en casa? —cuestiona divertido, Logan.

— Bien, prosiga —manda Connor. Y tras una aclarada de garganta me obligo a recomponerme y seguir.

— ¿Que le dirías a esas mujeres que no creen en si misma?

— Les diría que la belleza no es lo esencial. Cuando llegue ese amor verdadero, te amará completa y tus barreras caerán. La belleza no es lo que ves en el espejo, éste no define tu belleza. Y lo que siempre va a importar, será tu corazón.

— Ahora preguntas personales, evitando lo familiar —dice la mujer mirando de reojo a Matt, quien asiente—. Tu carrera está despegando ¿qué planes tienes?

— Disfrutarlo, las cosas en la vida no pasan dos veces. Excepto Patch salvando a Nora, eso sí —sonrío abiertamente, tras largar una risita. Sólo espero que los niños que vean el video entiendan de qué libro hablo.

— Con respecto al amor ¿qué tal va ese corazón? —pregunta con una sonrisa un tanto maternal.

— Algunos corazones, están un poco quebrados, dolidos e incluso rotos. He pasado por unas experiencias que dejaron mi corazón un poco raspado, y como decía mi abuela, el amor lo cura todo —sonrío abiertamente—. Así que si, se podría decir mi corazón se está curando de a poco y tiene un responsable—digo observando directo a Stefan, quien lucha por contener una sonrisa.

— Bien, eso es todo —anuncia la entrevistadora.

Saltando de mi asiento, camino rápidamente hacia Stefan y me hundo en su pecho. Sus brazos m envuelven, sus manos acarician mi espalda y mi cabello.

— Estuviste perfecta, creo que no pudieron encontrar a un mejor modelo como tú —susurra para después besar mi cabello.

— Gracias —susurro—. ¿Podemos ir a casa?

— ¿A qué casa planeas ir, preciosa? —pregunta tras tomarme de los brazos para verme el rostro.

— Donde tú estés es casa, contigo me siento en casa —digo encogiéndome de hombros.

El sonríe, besa mi frente y toma mi mano—. Este es el plan, si quieres quedarte a dormir podemos buscar cosas para ti y nos traemos a Bestia, no es lindo que esté tanto tiempo solo —dice haciendo referencia a mi cachorro.

— No está solo, Juan siempre pasa a buscar en las mañanas que no estoy y lo saca a pasear. Está en buenas manos —le guiño un ojo.

— ¿Quién es Juan? —pregunta tenso.

— Es un muchacho muy bonito —susurro fingiendo pensar en él, mientras él tensa su mano alrededor de la mía. Casi quiero reír, Juan es mi pequeño vecino que decidió hacer leves trabajos para ahorrar y comprar videojuegos.

— Char, estuvo genial —dice Matt, apareciendo de la nada—. En un par de días saldrá a la luz y ahí es donde lloverán propuestas.

— No muchas y por favor consúltalo conmigo —exijo.

— ¿Qué ocurre? Tu carrera está tomando vuelo, es el momento... —dice acariciando mi cabello, provocando que la bestia a mi lado me tome de la cintura, alejándome de él.

— Manos fuera, muchachote —dice Stefan, tenso a mi lado.

— Tranquilo chico, que la conozco mucho antes de que tú aparezcas en el mapa —dice tornándose serio.

Mi Dulce Destrucción ¡PRONTO EN FÍSICO!¡Lee esta historia GRATIS!