Página 1

2.9K 159 10

- Sofi, juegas carrera? La que llega a aquella pared primero, gana un chocolate!

No me gustaba jugar a ese tipo de cosas, siempre perdía, pero no podía negarme... ¿Quien se resiste a un sabroso chocolate? Así que accedí

-En sus marcas, listos, YA!-

'Corre Sofía, lo más rápido que puedas, tu puedes hacerlo' - Me decía a mi misma ya que nadie me alentaba. Seguí haciéndolo, pero no funcionó. Me di cuenta cuando empezé a escuchar risas y a los niños que me decían:

-GORDA! Ni una maldita carrera ganas, eres una GORDA!

No hace falta que me lo recuerden. Sé que estoy gorda. Y también sé que me humillaron por culpa de un estúpido chocolate.

Diario De Una Princesa Regordeta¡Lee esta historia GRATIS!