Capítulo 46

229 16 22

Aparté la taza de café con brusquedad mientras escuchaba la discusión entre dos ingenieros sobre hoteles. Sí, hoteles. Uno decía que no le gustaba últimamente donde se situaban los hoteles elegidos por el equipo. Y el otro decía que eses hoteles eran estupendos y que no se movería de allí.
Miré a Jules,sentado en la otra punta de la mesa y a Max que se situaba a mi lado. Me reí por dentro ya que parecían igual de aburridos que yo.
Y es que desde que entré por esa puerta me arrepentí muchísimo de haber aceptado la propuesta de John.

Unas horas antes.

Lo amo. Lo amo. Lo amo.
No puedo ser más feliz.
¡Que sensación tan perfecta es la de despertar a su lado cada mañana!
Uf, sin lugar a dudas este hombre me pierde.

Me mordí el labio y fui hacia la cocina,me moría de hambre. Pero escuché mi móvil sonar y atendí la llamada. Era John.

-¡Hola Juliet! ¿Te despierto?

-No,en absoluto. ¿Ha pasado algo?

-¿Puedes venir lo antes que puedas? Hoy me tienes que ayudar con un papeleo y tenemos una reunión de dos horas con los ingenieros antes de la qualy porque quieren discutir estrategias y algún que otro problema. Te juro que te lo sabré recompensar. ¿Que te parece toda la tarde libre?

No pude evitar sentirme emocionada. ¡Por fin un día en el que serviría de muchísima ayuda! Y además, podía pasar la tarde con Nico.

-Ningún problema John,en media hora estoy ahí.

'Ningún problema John'
Problemas los que me sobran ahora.
Yo pensaba que íbamos a discutir sobre el sobrecalentamiento de los frenos de Jules ayer,o de cosas que importasen. No de hoteles.

Para mi suerte, Jules y Max se tuvieron que subir al coche y me sacaron de ese apuro. La clasificación empezaba y Singapur no daba tregua.

-¿Cómo he estado?- me preguntó Jules por la radio, se le escuchaba muy distorsionado.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!