Cap 2.4

528 14 2

CARLOS

Por la mañana, lo primero en lo que pensé fue en lo que ví. No pude parar de pensar en ella y en lo visto anoche durante toda la mañana. Al mediodía me fui a comer con Yoli a un restaurante que le gustaba mucho. Cuando llegamos, nos sentamos y pedimos. Estuvimos toda la comida hablando, bueno más bien ella ya que yo solo asentía y decía sí, sí o repetía la última palabra que decía.

-Carlos, ¿me estás escuchando?

-Sí, sí.

-No, no. ¿En qué piensas?

-En nada, es simplemente que no estoy muy animado.

-Eso es muy raro, incluso enfermo haces tonterías y haces reír a la gente. ¿Qué te pasa? Nunca te había visto tan... En tu mundo.

-Tengo que irme. Luego nos vemos.

Dejé un poco de dinero sobre la mesa y me fuí de allí. Esto me estaba matando y no sabía que hacer. No sabía si Raquel estaba viva o no, o si había sido una ilusión de mi cabeza porque la echaba de menos. Necesitaba respuestas, pero no sabía como volver a verla. Algo que tenía claro era que Andrew estaba aquí y tenía dos amiguitas. Me fui a las carreras aunque estaba vacío y no había nadie. Me fui al lugar donde estaba anoche, donde todo ocurrió, donde supuestamente la ví. Cerré los ojos y rememoré la noche de ayer, y aunque lo intentaba muchas veces lo había bloqueado. Ahora no podía verla, solo había una silueta y estaba totalmente difuminada. Podía ver a Andrew y a la otra chica, pero no a ella. Suspiré agotado y me dejé caer en el suelo.

Las horas pasaron y yo no me moví de aquel sitio. La gente fue llegando y la fiesta se hizo demasiado ruidosa para mí en aquellos momentos. Aún así me quedé para comprobar si la había visto o no. Tres horas después ví a Andrew y sin pensármelo dos veces fui hacia él. Solamente estaba Andrew y la otra chica, no traían a nadie más.

-Cuanto tiempo, Carlos.

-Trágate tus formalidades, imbécil. ¿Qué haces aquí?

-El jefe me ha pedido que de una manera u otra os haga volver al país para meteros en la cárcel.

-¿Dónde está?

-¿Quién?-frunció el ceño.

-Raquel.-se puso tenso lo que le delató.

-Está muerta y lo sabes. Han pasado 2 años deberías olvidarla y seguir con tu vida.

Le cogí del cuello de la camisa y elevé un poco del suelo.

-A mí no me engañas. Ayer la ví, ¿dónde está?

-¡Carlos, suéltale!-Álvaro y los demás me obligaron a bajarle y a irme con Yoli a donde estábamos.

No podía aguantar estar allí con Andrew tan cerca y no sacarle nada. Sabía que algo ocultaba, no sabía si era que Raquel estaba viva y que estuvo con él desde el accidente, o que fue él el que la mató y escondió el cuerpo, no sé, pero necesitaba averiguarlo...

Me estaba desquiciando este tema. No sabía si la había visto y ya pensaba que estaba viva. La echaba tanto de menos que había tenido una pequeña alucinación.

BLAS

Desde hace dos años, mi situación con Sandra no era la misma. Por una parte sentía que la quería, pero por otra era totalmente distinta. Cuando estaba a su lado sabía que hacer, pero ahora cuando estamos juntos estoy con una persona de la que me siento totalmente extraño. Había quedado con ella por la tarde puesto que necesitaba hablar con ella y saber que era lo que sentía ella por mí. Quedamos en la entrada de unas fiestas que había por esa época del año y cuando llegó, respiré hondo, guardé mis manos en los bolsillos y entramos a las fiestas. Paseamos por los puestos que había por allí y en un momento dado nos paré. No había mucha gente y podríamos tener un poco de intimidad.

JUNTOS SEGUIREMOS EL COMPÁS(Auryn, no son famosos)¡Lee esta historia GRATIS!