Capítulo 73

3K 211 64

Daryl' s POV.

Siento tanta felicidad, que no soy capaz de quitar esta estúpida sonrisa de mi rostro. Estamos todos dentro de la cabaña, y me permito disfrutar la paz que siento.

Todos están hablando y riendo mientras Rick abre las últimas latas de sopa que nos quedan, habían dos cabañas cerca de aquí que ya hemos vaciado. No tenemos pensado absolutamente nada de lo que tendremos que hacer al quedarnos sin alimento.

-¿Qué haremos cuando la comida se acabe? -y ahí está, el imbécil de Jace quitandome las palabras de la boca. Me dan ganas de asesinarlo, pero me contengo y presto atención a la respuesta.

-La verdad, he estado pensando en que sería bueno que vayamos hacia la carretera, no lo sé. Quizás del otro lado hayan más cabañas, aquí no podremos estar mucho tiempo.- terminó de decir Rick.

-¿Y si nos vamos mañana mismo? -pregunto, hago lo posible para que mi tono de voz ansioso no me delate, pero sé que se dan cuenta.
Aunque no hacen ningún comentario al respecto.

-Yo...No lo sé, ¿están de acuerdo? -pregunta mientras dirige su mirada hacia todos nosotros. Glenn mantiene su mirada en mis ojos y puedo darme cuenta de que el sabe sobre el embarazo, también se da cuenta de que esto ya no es seguro y Jill debe comer. Así que sin más, levanta la mano.

-Estoy de acuerdo.- dice. Y tras el sigue Maggie, apoyando incondicionalmente a su marido. Luego de que ella esté de acuerdo, Jill me pega con su codo y levanta el brazo. Hago sus movimientos, y así, formamos una cadena. Tara levanta la mano para apoyar a Jill, mientras Jace también lo hace. Noah y Gabriel levantan el brazo al ver que el rubio está de acuerdo. Carl imita los movimientos, para que luego Eugene levante el brazo con una mueca incómoda. Rosita hace lo mismo y prácticamente obliga a Abraham para que lo haga, este lo hace y puedo ver que Michonne tiene el brazo estendido desde hace rato. Al igual que Carol.

Rick suelta un suspiro y no se le ve muy convencido.
Tiene a Judith en brazos, la cual balbucea mientras estira ambos brazos hacia su padre, causando las risas de todos.

-Bueno, creo que si ella está de acuerdo, yo también.

Y así es como comenzamos a planear salir de esta cabaña mañana temprano.

-Ten, debes comer.- le digo a Jill mientras acaricio su pequeña y delicada mano.
Me mira y niega con la cabeza, aunque su estómago gruñe como si fuera un gran león.

-Ese de ahí no opina lo mismo.- digo y río al ver como mi pequeña esposa se vuelve totalmente roja.

-Comeré si tu comes.- dice y no puedo creer que sea tan tonto.

Desde que la conocí, había casi olvidado cazar. Esta pequeña chica me tenía echizado las veinticuatro horas del dia.

Me alejo rápido de ella y miro a Rick como si hubiese descubierto algo grandioso y es que así era.

-¡No puedo creer que no me lo hubieran pedido! -suelto un grito indignado porque así me siento. ¿Habíamos pasado hambre y yo aquí sin hacer nada?

Si, efectivamente mi maldita cabeza estaba con Jill los últimos dos meses.

-Yo...No sé de que me estás hablando.- murmura Rick tratando de comprender. Siento como Glenn se acerca al igual que Tyreese y Sasha, los cuales no estaban en la cabaña y acaban de llegar.

-¡Hemos pasado hambre y sé cazar! ¿Entiendes? No tengo idea del porqué no se les ocurrió antes. Ya vuelvo, voy a buscar algo.- digo y antes de que digan algo, salgo casi corriendo con mi querida ballesta en el hombro.

Jill's POV.

Muy bien, eso ha sido de lo más extraño.
Pero tiene razón, aquí sólo habían unas latas de sopa...a ojo creo que unas seis, y claramente somos más.
Pero teníamos a Daryl, quien por lo que veo, desde la Iglesia ha dejado de cazar por sabe Dios que cosas.

Sonrio al verlo salir por la puerta como todo un guerrero sobreviviente, como el hombre fuerte que es.

-Si que somos unos imbéciles. Y eso que soy la más lista del grupo.- se lamenta Tara a mi lado, sonrió y la miro mal.

-¿Qué tratas de decir? ¿Que eres más inteligente que yo? Sabes que eso no es cierto.- muerdo mi labio al ver su cara en cuanto digo eso.

-¿Ah, si? Porque no te he visto hacer gran cosa jamás. Sin embargo, yo he salvado a un chino y su hermana.- levanta las cejas colocándose en pose triunfal. Y sé que sabe que así no fueron las cosas, nosotros la rescatamos a ella. Pero en fin, sólo la miro y niego.

-No digas nada..- susurro acercandome a su oido-.. he hecho a tu sobrino, quien está aquí entre nosotras. ¿Eso es mejor que salvar al chino y su hermana?

Observo como Tara me mira y abre la boca para gritar, soy más rápida y tapo sus labios haciendo que sus gritos queden ahogados entre mi mano. Pero aun asi llama la atencion de algunos, sonrió inocentemente hacia ellos y sólo nos miran divertidos, siguiendo con sus temas.

-Ya, te soltaré si no dices nada, ¿Bien? -Tara asiente y la suelto, comienza a respirar exageradamente. Como si la hubiera estado asfixiando.

-Bien, ¡Por supuesto que es mejor que el chino y su tonta hermana! -grita y la pellizco por llamarme tonta- ¡Auch! ¿¡Cuando pensabas decírmelo!? ¿Cuando el niño me dijera "tía"? - me golpeo mentalmente por tener una amiga tan exagerada.
Pero niego con la cabeza. Esta situación me divierte mucho, a decir verdad.

-No, no exageres. El bebé no tiene más de dos meses.- susurro y siento como alguien se une a nosotras, y ese alguien es Maggie.

-¿De que bebé hablan? -pregunta y tomo su dedo apretandolo fuerte para que se calle- ¡Auch! ¿Qué fue eso?

-Shhhh..mujer, gritas como si Glenn estuviera metiendotelo.- mi amiga se vuelve roja tómate y suelto una risa- Bien, no digas nada, no grites...vas a ser tía. ¿Sorpresa?

Maggie me mira con ojos llenos de felicidad, pero al contrario de Tara, ella no grita. Sólo me mira y me abraza fuertemente.

-Estoy tan feliz, ¡Dios mío! Lo acunaré todo el dia, no pienso soltarlo. Yo estaré en el parto y lo mimaré tanto que será un consentido el cual te hará rabiar. -sonríe mostrando todos los dientes mientras se separa, veo una sombra y luego una cabellera gris colocarse frente a nosotras, sentandose enfrente de mi. Suspiro cuando habla.

-¿A quien mimarás? -pregunta mirando a Maggie, la pobre me mira apenada y veo como le suda la frente de tal presión. Quiero reír pero debo hablar.

-Bien, no digas nada, por favor. Se suponia que fuera un secreto.- digo y Sasha se sienta al lado de Carol.

-¿Por qué están contando un secreto? ¿Y yo? ¿Ya no soy tu amiga? -dice casi alterada.

-¿Quien es amiga de quien? -Rosita se sienta al lado de Maggie y miro con odio a Tara por obligarme a hablar. Bueno, no me obligó pero bah.

-Genial, les diré pero no griten o ya verán.- digo y asienten todas como si fueran robots.- Estoy embarazada.

Veo como Rosita sonríe y sin más pronuncia un 'felicidades", Sasha abre la boca para gritar pero Maggie se lo prohíbe poniendo la mano en su boca. Mirándome y moviendo sus labios sin pronunciar nada, formando un "Lo tengo controlado".
Carol sólo me mira atónita, para luego morder su labio y quitar una pequeña lágrima que recorre su mejilla.

Vaya, no sabía que se emocionaria tanto.
Al momento de eso, Carol me abraza. Seguido del grito de Tara "¡Abrazo de chicas!" Y así, me aplastan entre ellas.

Y en este momento, entre sudorosos brazos y cabellos con posiblemente piojos, sé que no sería feliz en ningún otro lugar. Ni teniendo la mejor higiene, o mejor hogar.

Porque ellas y el grupo, son mi familia. Y si no los tuviera, no habria cosa que me haga feliz.

Hola pequeñas, espero que les guste, me divertí mucho haciéndolo.
Han tenido capítulos todos los días porque todas están comentando:') y eso me motiva a escribir seguido.

En fin, las adoro, ¡hasta luego!

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!