Capítulo 1: Pesadilla.

2K 130 11


Capítulo beteado gracias a Sthefynice.

-

Capítulo 1: Pesadilla

"Nos prometieron que los sueños podrían volverse realidad. Pero se les olvido mencionar que las pesadillas también son sueños."

—Oscar Wilde

— ¡Fuera de aquí, rápido!

Snape tomó la varita de Dumbledore del piso apenas el dueño de este cayó al vacío y se la entregó a Draco sin miramientos, sin mirar atrás. Malfoy respiraba desigual, con sus ojos grises intranquilos, buscando a través de la torre de astronomía, la marca tenebrosa que aún estaba allí, en el cielo; exudando una neblina negra de tonos descarnados a su paso y el hecho de que Mortífagos habían entrado a Hogwarts, se sentía cada vez más palpable a cada segundo. Los cuatro mortífagos salieron apresurados por orden de Snape hacia afuera, donde una batalla se oía cada vez más fuerte.

—Busca a Potter, tráelo al Gran Comedor. Nos iremos desde allí. —Fue la escueta respuesta que Snape le dio a la mirada inquisitiva del rubio. Malfoy asintió, se relamió los labios con nerviosismo, aún con pequeños espasmos de terror en sus ojos grises, y corrió escaleras abajo. Snape echó por última vez una mirada a la Torre de Astronomía; pasándola, sin saber, a través de Harry. Éste aún petrificado, sintió la rabia bullir en su interior como una bomba explotando dolorosa contra su pecho, terror y conmoción mezclados. Snape miró con desdén hacia la vacía estancia y se retiró ondeando su capa incapaz de saber que un aterrorizado Harry Potter había observado todo.

Sintió la capa deslizarse a través de su piel cuando el hechizo de Dumbledore se desvaneció gracias a su muerte, su corazón chocaba fuerte contra su pecho de una manera casi tortuosa, sus piernas fallaron y terminó en el piso, con el relicario que Dumbledore le había pasado con disimulo en su llegada a Hogsmeade, apretado contra su pecho y la Capa de Invisibilidad enredada en sus rodillas. Sentía las mejillas empapadas. Estaba llorando.

Dumbledore había muerto.

Snape lo había matado...

Snape...

A su mente llegó el vago hecho de que Snape y Malfoy lo estaban buscando, tal vez para matarlo a él también como lo habían hecho con el director. Un súbito deseo de venganza hizo a Harry levantar la mirada, la tristeza dando paso a la rabia, de la rabia, al deseo irrisible de vengar a Dumbledore. Con la Capa de Invisibilidad en las manos y una firme convicción de vengar a su mentor, corrió escaleras abajo, el sonido de sus pasos resonaban a través de los escalones y paredes repletas de polvo y telarañas.

Cuando bajó, encontró que todo era un caos, rostros conocidos y apreciados luchaban contra Mortifagos. Harry logró encontrar a Remus en los alrededores, Tonks luchando arduamente junto al licántropo que lanzó miradas desesperadas cuando Fenrir Greyback lanzó un hechizo cerca de él, blandiendo hechizos a diestra y siniestra. Ron estaba cerca también, él le miro con sus preocupados ojos azules antes de responder a un hechizo que rebotó en una ventana del pasillo, explotando enseguida sobre el Mortífago que lo había esquivado. Harry se preguntó vagamente por Ginny antes de seguir corriendo tras las figuras difusas de Snape y Malfoy, seguidos de Alecto y Amycus Carrow.

— ¡Snape! —El grito raspó doloroso dentro de su garganta cuando divisó la capa negra descendiendo por las escaleras rumbo a los pasillos interiores. Un fuerte Expelliarmus fue lanzado hacia el profesor de Pociones, Malfoy se había adelantado con su comitiva, o eso pensaba. Snape sintió su varita deslizarse de sus manos apenas se volteó, distraído, hacia un lado, Potter estaba apuntándolo con la varita, su precaria estatura no era una traba para mirar con esos ojos verdes inyectados en rabia. "Lo vio todo", supo entonces Severus, el grito de un alumno se escuchó y la maldición lanzada por un desprevenido Mortífago rozó a través del pasillo antes de desintegrarse en medio de Harry y Severus; un Avada Kedavra iluminando los vividos ojos esmeraldas antes de desaparecer.

Breath of life¡Lee esta historia GRATIS!