1. «Tres bastardos»

1.7K 189 187










El sonido de la cachetada que le dio Jude a Lucy resonó en todo el lugar.

Un vidrio.

Dos.

Tres.

La lluvia de cristales repiqueteó en el suelo, cuando ella fue lanzada contra el espejo.

—¡Bastarda asquerosa! —gritó el rubio enfurecido, acercándose a ella y tomándola de los cabellos—. ¡Eres una basura! ¿Oíste? ¡Pura mierda!


—P-papá... —susurró Lucy, mientras intentaba hacerlo reaccionar, buscando un atisbo de lo que creía que era ese hombre.

Aquel que la crió.

—¡No me llames así! —La arrojó contra el suelo, mientras Lucy retrocedía asustada contra la pared—. ¡Nunca más!

La niña de apenas diez años lloraba como jamás lo había hecho en su vida desde la muerte de su madre. Tenía la garganta desgarrada debido a las veces que no pudo detener los gritos de dolor.



Ahora ni siquiera podía hablar.

No importaba cuántas veces hubiera intentado calmar a su padre, él no entraba en razón.

Una súplica.

Dos.

Tres.

—Papi... Por favor —Lloró la chica, haciéndose un ovillo y mirándolo asustada. Pero él la pateó en el lado derecho de su abdomen, provocándole arcadas.

—¡Que te calles, tonta!

— Papá, estás borracho... — Lucy intentó sonar seria y calmada para lograr entrar en la mente de aquél sujeto. Sin embargo, la tomó del brazo, levantándola del suelo y la acercó más a él.

—¡Eres lo peor que me pudo pasar! —Escupió en su cara, con tanto odio, tanto rencor—. ¡Si no hubiera sido por ti...!



El olor alcohol era repugnante...

Aunque no tanto como el de la sangre.

Otro golpe fue a parar al rostro de la Heartfilia, que intentaba defenderse en vano.

—¡Tu culpa, tu culpa, tu culpa! —gritaba una y otra vez Jude, golpeándola en diferentes partes del cuerpo.

Una vez...

Dos.

Tres.

Un moretón.

Una nueva cicatriz.

Un hueso roto tal vez.


Lucy ya no oía claramente las palabras, pues volvió a caer al suelo, sin poder controlar su cuerpo.

Era consciente de lo que ocurría.

Un movimiento de manos y sintió ese líquido bajo ella. Al mirarlas, observó su tono escarlata.

Se estaba muriendo.

—¡Me casé con Layla por ti, ¿sabes?! —Sus palabras eran distorsionadas, su voz era casi imperceptible—. ¡Arruiné mi futuro, sólo por un "error de una noche"!

ONE SHOT'S ▬ Fairy Tail¡Lee esta historia GRATIS!