Capítulo 71

2.5K 216 78

Jill's POV.

Un mes más después.

Todo marchaba bastante bien, sin tener en cuenta a mi corazón, claro.

Agradezco a Dios por haber puesto a Merle en mi camino otra vez, no sé que haría sin el, ahora más que nunca.
Jace no se me ha quitado de encima, díganme, ¿Por qué me rodean los hombres más extraños del mundo? Cuando sepan la respuesta, no duden en decirme. Agh.

-Si, estoy bien, ahora hazme el favor de alejarte un poco. Necesito aire y tu impides eso.- ruego mientras uso mi mano como abanico, el calor es insoportable para mi. Lo detesto casi tanto como detesto a Jace en estos momentos.

-Bien, lo siento, lo siento. Sólo quiero cuidarte.- sonríe, y si no supiera que está loco de atar, hasta pensaría que se ve tierno.

-Si, hombre, deja de fastidiarla. Lo primero que haré cuando vea a Daryl, será decirle que te golpee.

-¡Merle! -chillo y un ácido recorre mi garganta, me doy vuelta rápido mientras recogo mi cabello detrás de mi cabeza para que no se manche de vómito. Una vez lista, limpio mi boca con la mano y me doy la vuelta, sentandome contra el árbol otra vez.

-¿Cuando fue la última vez que..."ya sabes"? -pregunta Merle mirándome fijamente, si no supiera que le falta el cerebro, creería que está pensando.

Suspiro- ¿Puedes dejarme descansar sólo cinco minutos? Prometo responder todo lo que quieras después.- gruño y tapo mis ojos con mi brazo derecho. De aquí huelo mis axilas, un olor espantoso. Quiero abofetearme por oler tan mal, pero todos estamos iguales y eso me sirve de consuelo.
Aunque mi aliento es el peor de todos, cabe mencionar.

Siento como Merle manda a Jace a hacer algo, ni siquiera me tomo la molestia en decirle que deje en paz al pobre chico, porque a decir verdad, me hará bien un poco de paz.

-Bien, ahora si, vas a responderme pequeña.- siento como se sienta a mi lado, y supongo que debo mandar al diablo mi idea de tener paz.

-No tengo relaciones hace como dos meses y unos tantos días. Ahora, gracias por ser tan metido, déjame dormir que también te amo.- sin esperar respuesta cierro los ojos oyendo como los grillos cantan a nuestro alrededor.

-Jill....ya sabes que puedes estar embarazada...¿cierto? -y es ahora donde mis ojos se salen de mi rostro como si fuera aquel hombre con la máscara verde, no había pensado en aquello ni por un segundo. Tragué saliva al sentir que el mundo comenzaba a girar, Merle sabía que había perdido al bebé, se llevó una gran angustia al saberlo.

-Yo..yo...- ni siquiera sé que decir, así que me enfoco en cerrar la boca. ¿Soy idiota? Si, lo soy. Si los cálculos no me fallan, no he tenido mi período. Eso es algo que ninguna mujer en el apocalipsis deja pasar. Es decir, ni se imaginan lo incómodo que es tener que cambiarte con miedo de que algún caminante venga atraído por tu sangre...asco, iugh.

-Debemos encontrar algún aparato de esos que te dicen si estás embarazada.- habla cerca de mi rostro y tengo miedo de hablar, quizás huela mi aliento y caiga muerto. No puedo permitirme perderlo.

Asiento y me alejo rápidamente.

-¿Dices que quede muy lejos algún supermercado desde aquí? -pregunto y Jace sale desde unos árboles.

-Traigo lo que me pediste, pero no sé para que lo quieres. A menos que tengas vagina.- habla burlón mientras mueve algo en su mano, esperen, ¡eso es un test!

-¿¡Donde lo conseguiste!? -casi grito y se lo arrebato de las manos, este frunce el ceño confundido por mi acción pero no le toma mucha importancia.

-Verás, encontré dos cabañas cerca de aquí. Entre a la que parecía estar vacía y walá, tuve suerte de que allí hubieran más de estas cosas que comida.- niega con la cabeza- En si no es suerte porque ahora tendremos hambr--

-Cierra la boca.- lo interrumpe Merle antes de que siga hablando.

-Vamos, debes hacertelo.- me dice mientras coloca ambas manos en mis hombros, suspiro queriendo dejar salir toda la tensión que tengo dentro.
Pero se me hace imposible, todo esto es imposible. Perdí a mi hijo, dejé ir a Carl y ahora hay una posibilidad de estar embarazada.

-¿Y si estoy...y lo pierdo? -digo apenas audible, siento como Jace nos observa pero no me importa.

-No lo harás, lo juro por mi vida.- sonríe intentando darme tranquilidad- Y te juro que soy muy egocéntrico.- río al escucharlo, si el jura por si mismo...supongo que está seguro.

Asiento decidida y me alejo lo más que puedo, colocandome detrás de un árbol para poder hacer la prueba. Ya hecha, sólo espero al resultado.
Mientras intento quitar toda la suciedad de mis manos y uñas, jamás en mi vida me hubiese imaginado estar en estas condiciones tan repugnantes.

No saben lo que es estar sin sentir un cepillo en los dientes por meses, saboreando el asqueroso sabor de tu boca. Y aun más asqueroso si pasas vomitando la mayor parte del dia, como yo.

Espero y espero un largo rato, no puedo saber cuando está listo con exactitud porque no tengo reloj.
Así que sólo espero con los ojos cerrados, siento pasos cerca mío y me alarmo, pero sólo es Merle mirándome con una mirada extraña.
¿Feliz? ¿Sorprendido? No sé decifrarlo muy bien, pero supongo que es por que quiere ser tío.

Miro el test en mis manos y el mundo se paraliza a mi alrededor, mi garganta está más seca que nunca y el aire deja de entrar a mis pulmones.
No sé si sentirme feliz o triste pero sólo dejo caer el test de mis manos.

Merle lo recoge y antes de que el diga algo, hablo yo.

-Estoy embarazada, voy a ser mamá.

Si lo leen ahora, duerman felices♡♡♡♡ ahr.

Faith también está participando en los premios #LeitholdAwards en categoría fanfic, sólo para que sepan♡♡♡♡♡♡

Las quiero, comenten*-*

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!