Capítulo 27: Mentiras y Verdades

10.2K 762 611

RUBÉN P.O.V

Iba en un taxi con Mangel camino al hospital donde estaba Summer.

La borrachera se me fue de golpe al enterarme de la noticia y no sabía que pensar.

- Ella no dejabah de pedir que te llamaramoh. - dijo Mangel mientras íbamos en le taxi. - Si no fuerah por Aleh, ella hubierah estadoh peor.

- ¿Por Alex? - pregunté.

- Ah sih. - dijo Mangel algo incómodo. - Summeh ehtabah en el piso de Aleh cuando pasoh.

Los celos estúpidos me invadieron. Ella siempre se iba a refugiar con Alex cuando discutíamos. Sin duda, ellos eran muy cercanos ahora.

- Aleh dijo que llegó llorando porque uhtedeh habían discutido. - dijo. - Que soloh ehtaban charlando y se tomó una copa de vinoh.

Genial. Ella se va a beber con Alex cuando discutimos.

Tu hiciste lo mismo.

Dijo mi subconsciente y los recuerdos de a poco llegaban más claros.

- ¿Tú dondeh ehtabah? - preguntó Mangel.

- En la discoteca con mis amigos del instituto. - dije con cierto tipo de culpabilidad.

Ella había estado intentando contactarme. Porque a pesar de la discusión ella me necesitaba ahí... Y yo...

- Ehtoh eh grave. - dijo Mangel. - ¿Ehtah conciente que ibah a ser padre?

- Mierda, estoy tratando de procesarlo. - suspiré. - Tuvo que ser en noche vieja. Los dos estábamos demasiado borrachos y debió ocurrir un error ahí. Nosotros siempre nos cuidamos.

- Summeh ehtah destrozada.

- Soy el máximo hijo de puta del mundo. - dije. - Siempre estoy comentiendo errores.

- No le digah nada. Sólo apoyalah, porque eh algo muy grave pah lah mujereh. - comenzó a aconsejarme. - La mamah de Martina perdió un bebé y hasta el diah de hoy lo recuerdah.

- Yo iba a ser padre. - dije.

Pensamientos se me vinieron comprando cosas para bebes. En una casa más grande pintando una habitación. Summer con una panza enorme, y seguiría viéndose tan hermosa como siempre.

Maldita sea.

Al llegar al hospital nadie de mis amigos dijo nada. Jhom quizo acercarse a mi pero Sophia lo detuvo.

Mangel me indicó que la habitación de Summer y entré. Lo primero que vi fue a ella dormida en una camilla, Alex en una silla a su lado con la cabeza apoyado en la misma cama, también durmiendo y la mano de Summer se aferraba a la Alex fuerte.

Me acerqué y desperté a Alex con cuidado de no despertar a Summer. Él rápido reaccionó y al verme separó sus manos.

- Eh, Hola. - dijo Alex y se puso de pie. - Ella va a dormir un poco más por la medicina que le dieron.

- ¿Está muy...

- ¿Destruida? ¿Destrozada? ¿Triste? ¿Desepcionada? - dijo. - Si, todo eso y peor.

Me quedé en silencio mientras el tomó sus cosas y salió de la habitación.

Me senté en el lugar que estaba él y me acerqué a Summer. Su rostro estaba bastante pálido y descansaba con la boca semi abierta.

Pasaron unos veinte minutos dónde prendi mi móvil, verificando unas 30 llamadas perdidas.

¿Cómo íbamos a superar esto?

¿Quién dijo que sería fácil? - 2ª Temp. ¡No Te Soporto! ElRubiusOMG¡Lee esta historia GRATIS!