Electricidad. {Jasper}

13.9K 237 157

Jason estaba definitivamente perdiendo la cordura, lo que comenzó como una sesión de besos mientras estaban en la cabaña de Zeus se había descontrolado y mucho.

No podía resistirse a la deliciosa boca de Piper, dioses se había echo adicto a ella, tenía un sabor condenadamente delicioso que le era imposible ignorar, no podía parar, estaba frenético, ansiaba demencialmente más. Se aferró a su cintura como si su vida dependiera de ello y por los dioses juraba que sentía que moriría si la soltaba. Invadió su boca con brusquedad no planeada, y trató inútilmente de saciarse, no podía, siempre necesitaba más. Sus manos cobraron vida y la acariciaron, recorrieron su espalda y ella se aferró a su cuello, la sintió jadear y se dio cuenta de que estaba presionando una erección contra ella, no era la primera vez que pasaba, pero normalmente se separaban sonrojados y Piper desviaba la mirada, ahora se estaba restregando contra él tan inmersa como el en la pasión. No se dio cuenta de cuándo bajó sus manos a los glúteos de Piper, lo que sí se dio cuenta es de que ella se estremeció y jadeó en su boca, le pidió silenciosamente separarse y en cuanto se lo permitió tomó una buena bocanada de aire, lo miró con ojos desorbitados y labios hinchados, seguidamente descansó su cabeza en su hombro, pero no hizo amago de levantarse Jason quitó sus manos de donde las tenía, pero enseguida la manos más pequeñas de Piper rodearon las suyas y las colocaron donde estaban, Jason se acercó a su oído.

- Piper, si te incomoda no...  - Jason no reconoció su propia voz, estaba ronco y antes de darse cuenta apretó lo que tenía en las manos, en este caso el trasero de Piper, que jadeó su respuesta.

- Cállate - le interrumpió ella en un suave susurro y volvió a restregarse contra su erección, oh dulce tortura, lo estaba matando, Piper movió un poco su cabeza y le besó el cuello, instantáneamente él soltó un jadeo ronco, su primer instinto fue tumbarla, la dejó bajo su cuerpo y le apresó las manos, mientras dejaba un camino de húmedos besos desde sus labios hasta su cuello y seguía bajando, extasiado por el sonido de los jadeos de su novia y la suave piel bajo sus inexpertos labios, que continuaban besando y lamiendo por su clavícula.

Las luces de la cabaña tintinearon por un momento.  A medida que la pasión iba tomando su lugar entre los dos remitentes, la necesidad de sentir excesivamente cerca al otro hacía acto de presencia.

Más.

Hasta ahora no había sentido nunca esa aberrante necesidad de ir más lejos. Hasta ahora no había sentido esa necesidad por Piper, punto.

Guiado por sus instintos, Jason poso sus manos debajo de la camiseta de Piper y comenzó a levantarla a medida que bajaba sus besos, dando lametones, besos y succiones que serían luego visibles marcas de lo que lo que sucedió esa noche... ¿A quién quería engañar? Quería que cuando alguien la viera supiera que tenía un novio y uno posesivo, un loco y celoso novio posesivo al que en el calor del momento le pareció una buena idea y no algo por lo que su novia se sonrojaría cuando le preguntaran por todas las marcas rojas y moradas al rededor de su cuello que iban descendiendo hasta sus pechos y serían mal disimuladas por collares o pañuelos.

En un pestañeo, la camiseta de Piper había volado sin cuidado lejos de la pareja y el romano se encontraba masajeando uno de los pechos de la griega, al tiempo que con la otra mano intentaba torpemente y medio a ciegas de desabrochar su corpiño, joder, cómo abrochaba esa cosa Piper, en serio, hubiera sido más fácil arrancar la traba pero Pipes se hubiera enojado, así que forcejeó hasta que su novia sintió el aire medio frío de la noche chocar contra su piel desnuda, lo que la hizo necesitar aún más el contacto cálido que Jason le propinaba, aún besando su cálido cuerpo y ahora besando su pecho, llegando a su zona débil y dejando más besos y succiones, al igual que suaves mordiscos en su pezón mientras una mano hacía lo suyo en su otro pecho y la otra comenzaba a bajar a su pantalón.

Piper que jadeaba de placer bajo su cuerpo, se cansó de estirar le remera de Jason, quería tocar su piel, sentir la electricidad corriendo por sus venas bajo el toque de sus dedos, quería sentirlo piel contra piel y embeberse de ese cuerpo duro y marcado.

Hot One-Shots de PJO.¡Lee esta historia GRATIS!