*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 45

209 18 18

Salí del box de Lotus toda feliz con mi lista de nombres. Me invadía una gran alegría,Alain no había quitado a Niki.
¡Niki podía ser mi padre!

Sentí como unas manos tocaban mi hombro y me giré extrañada. Me encontré el rostro de Nicolás que estaba serio.

-¡Juliet! ¿Te apetece venir a tomar algo?-sonrió falsamente.

-Yo...es que...-me giré y vi a lo lejos a Fernando y a Alicia.-Iba a ir a mi box pero voy a saludar a Alicia. Nos vemos después.

-Pero Juliet...-suspiró apenado y le di un abrazo.

-Se te ve un poco estresado Nicolás, invita a tu padre mejor a esa copa, ¡Se lo merece!

Nicolás sonrió un poquito más pero no pudo evitar poner una mueca a verme alejarme de allí para saludar a Alicia.

Y de repente lo vi todo.
Delante de Alicia,Laura agarraba el brazo de Nico y le contaba cosas que parecían muy graciosas. O eso expresaba el rostro de Nico.

-Ahora entiendes el porqué de mi estrés.-me susurró Nicolás,que acababa de llegar detrás mía.
Yo asentí con desdén y abracé a mi amiga sin dejar de mirarles.

-Mi cuñada es demasiado joven para morir,ten compasión.-Alicia me acarició el pelo mientras yo me reía ante su comentario.

-¿Matarla? ¡Voy a hacer algo mucho mejor!- me dirigí hacia ellos y besé apasionadamente a Nico apartando a Laura de un empujón.

-Ni se te ocurra volver a hablarme, tocarme o mirarme siquiera después de esto.-le susurré al alemán al oído y le volvía a dar otro beso. Finalmente me separé y miré a Laura con una falsa sonrisa.

-Cuánto tiempo Juliet.-se rió irónica.-Aunque te he visto en un montón de revistas, ya sabes, primero con Webber, después Nico, luego embarazada de uno de los dos y finalmente perdiendo ese bebé. No hay quien te siga la pista. ¿Ese niño también pudo haber sido de Sacha no?
Últimamente andáis muy juntitos y ya sabes,donde hubo fuego...

-Quedan cenizas, de tu dignidad ni las cenizas quedan.-le solté eso en la cara y ella ahogó un grito. No me podía creer lo que le había dicho, pero estaba echando humo por las orejas literalmente.

-¡Eres una estúpida!-gritó y se dirigió hacia mi histérica.

-Ey tú, no te acerques a Juliet,¿Está claro?-Jules apartó a Laura y me cogió de la mano.-¿Me acompañas al box? Necesitos tu ayuda.

-Claro Jules,aquí ya no tengo nada que hacer.

Cuando acabamos con todo el trabajo decidí coger mi maleta e irme a la habitación de Sacha. Ya que ahí estaría bien y así pasaba algo de tiempo con él.

-¡He pedido una pizza!-me dijo el francés con una gran sonrisa señalando la pizza de la mesa.
Le miré con mucho cariño y le abracé muy fuerte. No pude evitar llorar un poco recordando lo que acababa de pasar con Laura y con Nico.

-Mi niña no llores.-me besó varias veces la mejilla.-Es idiota. Ya vendrá a disculparse.

-Ojalá tengas razón.-le acaricié la espalda y me senté a su lado para empezar a cenar.
Pasamos una cena muy divertida, como las que teníamos en Austria. La morriña y la nostalgia se apoderaron de mi en seguida.
Quise volver atrás unos meses,cuando Sacha, Alicia y yo éramos inseparables.
Eran buenos tiempos en los que era feliz.

-Tierra llamando a Julieeeet.-se rió Sacha mientras se sentaba en el sofá con el portátil en sus rodillas.
Me senté a su lado y miré la pantalla.

-Hey,¿Y esos diseños?

-Míos,ya sabes lo que me gusta...-sonrió.

-¡Son muy buenos Sacha!

-Hay una cosa que no te he contado, Alicia va a hacer una sesión fotográfica con mis diseños en Diciembre.

-¿QUÉ? eso es una buenísima noticia cariño.-le abracé muy fuerte y él se rió.

-Me sobrevaloras tú mucho.-cuando iba a contestarle tocaron a la puerta. Fui a abrir y me encontré el rostro de Nico al otro lado. Su expresión era seria y fría.

-Tengo que hablar contigo.-miré a Sacha dubitativa y él asintió.

-Bueno,vale.-salí al pasillo del hotel donde él se encontraba y cerré la puerta.

-Aquí no,vamos a nuestra habitación.-dijo el alemán y andamos rumbo a nuestra habitación del hotel que no estaba muy lejos.
Cuando llegamos y entramos Nico me miró muy serio.

-¡Hoy has sacado las cosas de lugar!-me gritó.

-Pero si está todo muy claro, la zorra esa estaba contándote algo muy gracioso,¿no? Que manipulable eres...-me crucé de brazos.

-La única que me manipula aquí eres tú.-se acercó mucho a mi y me miró a los ojos.-¿No ves lo que me haces?

Metió las manos debajo de mi blusa haciéndome gemir y me besó lentamente.

-Por algo eres mi novio, no voy a permitir que otra que no sea yo te manipule.-le quité la camiseta y le empecé a besar el cuello.

-¿No era que no querías que te volviese a tocar,ni a mirar y a hablar?-se rió mientras jugueteaba con el botón de mi pantalón.

-Estaba enfadada.-el alemán capturó de nuevo mis labios y los besó fuertemente mientras me acabó quitando la blusa.

-Eso significa que ya no lo estás.-se rió mientras buscaba mi cuello para besarlo.

-Yo perdono...pero no olvido.-dije con la respiración entrecortada ya que en segundos ya estaba en ropa interior.

-Yo sé como hacer que lo olvides todo.- me susurró al oído mientras quitaba mi sujetador.

-Te odio.-le besé descaradamente mientras él me dejaba caer en la cama.
Y ya os podéis imaginar como acabó todo una vez más.

You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!