❝ Plutarch Heavensbee.❞

Así que en vez de doblarse sobre el suelo y llorar, encuentro a Katniss irguiéndose más y con más confianza de la que ha tenido en semanas

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Así que en vez de doblarse sobre el suelo y llorar, encuentro a Katniss irguiéndose más y con más confianza de la que ha tenido en semanas.

Su sonrisa, aunque parece algo loca, no es forzada. Y cuando el Presidente Snow silencia a la audiencia y dice, "¿Qué opinan de que les organicemos una boda aquí en el Capitolio?". Caesar Flickerman pregunta si el presidente tiene una fecha en mente:― Oh, antes de que pongamos una fecha, mejor que lo dejemos claro con la madre de Katniss ―Dice el presidente. El público suelta una gran carcajada y el presidente la rodea con un brazo.

― Tal vez si todo el país lo asimila conseguiremos casarte antes de los treinta.

― Probablemente tenga usted que aprobar una nueva ley ―Dice Katniss, con una risita.

― Si eso es lo que hace falta ―Dice el presidente, con buen humor cómplice.

Oh, cómo se divierten juntos.

La fiesta, que tiene lugar en la sala de banquetes de la mansión del Presidente Snow, no tiene igual.

Se que tendría que estar odiando el hecho de encontrarme aquí. Pero en lugar de eso, el ambiente me distrae de todos mis malos recuerdos y pensamientos. Quizá es bueno. Quizá.

El techo de doce metros ha sido transformado en el cielo nocturno, y las estrellas se ven exactamente igual que en casa. Supongo que se ven igual desde el Capitolio, pero ¿cómo saberlo? Siempre hay demasiada luz de la ciudad para ver aquí las estrellas. A mitad de camino más o menos entre el techo y el suelo, músicos flotan en lo que parecen ser nubes blancas algodonosas, pero no puedo ver qué las sostiene en el aire.

Las mesas de cena tradicionales han sido sustituidas por innumerables sofás y sillas acolchadas, algunos rodeando chimeneas, otros junto a fragantes jardines de flores o estanques llenos de peces exóticos, para que la gente pueda comer y beber y hacer lo que les plazca en el máximo confort.

Hay una gran área de baldosas en el centro de la sala que sirve para cualquier cosa, desde una pista de baile, a un escenario para las actuaciones que vienen y van, a otro lugar donde mezclarse con los invitados extravagantemente vestidos.

Pero la auténtica estrella de la noche es la comida. Mesas repletas de manjares están alineadas contra las paredes. Todo lo que puedas imaginar, y cosas que nunca has soñado, esperan. Vacas enteras asadas y cerdos y cabras aún girando en los asadores. Inmensas bandejas de aves rellenas de sabrosas frutas y frutos secos.

Criaturas del océano rociadas con salsas o pidiendo ser empapadas en especiados mejunjes. Incontables quesos, panes, verduras, dulces, cascadas de vino, y arroyos de bebidas espirituosas que titilan con llamas.

Me mantengo cerca de Peeta y Katniss, mientras ésto dure. Antes de salir del centro de entrenamiento, Effie me pidió que vigile cada uno de los pasos y las palabras de Katniss, no tengo idea de porqué, pero se lo dije a Peeta de todas maneras.

Nightmares ➽ Finnick Odair. [#1]¡Lee esta historia GRATIS!