Lauren J

7.3K 297 5

- Último año, como pasa el tiempo.- dice Mike mientras conduce el Land Rover hacia la escuela.
- Último año y aún no puedo manejar sola hacía la escuela.- le digo mientras miro por la ventana hacia fuera, gotas de agua se resbalan.
- Si quieres irte sola púes camina.- Respondió Clara mirándome por el reflejo de copiloto.
- Perfecto. Adiós.- Iba a abrir la puerta cuando Mike puso seguro a las puertas del auto - No me hagas esto, quiero caminar.
- Si quieres caminar, adelante, camina, pero primero inyectate, no queremos que nos llame tu director por convertir en carnicería tu sala.- Mike me entrega mi jeringa y yo directamente la clavo en mi brazo derecho.
- Listo, Adios.
- Cuando se acabe el efecto en 10 horas no te comas a la escuela! - Grita Clara, desde la primaria dice el mismo chiste, ya perdió la gracia.

Caminando bajo las gotas de lluvia logro divisar mi escuela, sus ladrillos , los estúpidos y engreídos estudiantes. Llego con mis jeans negros rasgados, mis botines militares un top negro y que por supuesto cubrí con un abrigo verde oscuro, estamos en Miami, aquí llueve y a los 20 minutos sale el sol. Al entrar por la puerta principal todo esta igual que el año pasado a excepción que ahora los casilleros también son igual de blancos que las paredes. Qué original. Dentro de todo lo cotidiano una mochila verde fluorescente capta mi atención pero no logro identificar quien la lleva puesta. Dinah es mi amiga, también es vampira y también se inyecta al igual que yo, la diferencia es que ella es efusiva y se viste como una modelo, yo en cambio soy darks.
- Y por qué tu chaqueta no es negra? Vaya, me has sorprendido, estas cambiando colores. Combina con tus ojos.- Me dice Dinah mientras abrimos los casilleros.
- Si bueno, mi chaqueta negra está en la lavandería.- Le respondo y ambas cerramos las taquillas, nos miramos y nos lanzamos a reír, mi chaqueta negra fue la que envolvió una de nuestras cenas humanas que disfrutamos con Dinah en verano una noche que no teníamos inyecciones y se nos pasó el efecto "humanitario".

Al entrar a clases el profesor de Matemáticas estaba escribiendo en la pizarra y para variar yo estaba muy aburrida, mientras miraba a Dinah hacer todos los ejercicios rápidamente comencé a mirar a cada uno de las mismas caras que he visto estos 4 años acá, algunos dormían, otros estaban más volados que Wiz pero de pronto esa mochila llamó mi atención, la misma que había visto cuando entré. Al buscar a su dueña me encontré con una de las caras y cuerpos más perfectos que había visto en mi vida, llevaba el pelo tomado como en tomate arriba, unos jeans claros y un beatle beige hasta el cuello, ella golpeaba el lápiz en la mesa cuando sus ojos oscuros se clavaron en mi. Fueron los 2 segundos más lindos de toda mi vida hasta ahora, me sonrió y volvió a mirar hacia adelante. Fue cosa de 1 segundo cuando Dinah me mandó un mensaje de texto "Camila Cabello, latina, estudiante nueva, 17 años, culito de diosa". De pronto, el profesor golpeó mi mesa pero ni me enmute.
- Celular, Jauregui.- Me dijo en seco
- No gracias, ya tengo.- Le respondí, mis compañeros se rieron entre dientes
- Que graciosa, fuera.- Y apuntó la salida a lo que sonó el timbre de inmediato, yo me reí en su cara y el profesor puso los ojos en blanco.- Señorita Jauregui próxima clase traigame todos los ejercicios hechos.- Yo solo me paré y salí de la sala.

A la hora de almuerzo estaba sentada con Dinah y su escuadrilla de amiguitos humanos que no me caían mal pero digamos que no me sé sus nombres. A lo lejos la veo entrar al comedor, lentamente saca dinero de sus bolsillos y elige su almuerzo. Se da vuelta y una chica baja que hace ya 4 años que la he visto la llama con la mano para que se siente con ella en su mesa. Brooke es su apellido, en clases de "Conexión con tu creador" siempre es felicitada.
- Deberías ser más disimulada.- Me responde Dinah mientras mastica su ensalada de lechuga.
- Deberías tragar y después hablar.- Le respondo mientras pongo cara de asco. Dinah estira los labios como pato y me mira con los ojos entrecerrados.
- Ok, te la quieres devorar -dice mientras se toca un colmillo que esta en su forma humana- O te la quieres devorar - dice mientras esta vez cruza sus brazos en su torso y finge besar a alguien.
- No digas estupideces, ridicula.- le respondo riendo. Vuelvo a buscarla en la mesa de Brooke y ahí esta ella riendo y aplaudiendo con personas que recién conoció. Si es amiga de Brooke entonces irá a sus clases.- Dinah Jane recuerdas las clases de ese tipo colgado en la cruz?
- Sip.- Dice Dinah mirando en la misma dirección que yo.- No, estás loca, Lauren estás loca.
- Oh yeah baby.- le digo volviendo la mirada a Dinah
- La última vez que fuimos prácticamente cuando definió a los demonios me sentí identificada y no me quiero ir al infierno.- dijo Dinah golpeándome el hombro.
- Solo 1 clase, me hago su amiga y listo, no vamos nunca más.- Le dije mirándola como cachorrito.
- Te odio.- Respondió Dinah mientras chocabamos los puños.
-Ahora qué tenemos?- Le pregunto a Dinah
- No estoy segura, pero mira quién decidió aparecer- contesta Dinah mirando a lo lejos a otra vampira en cubierto que se sentaba en la mesa de los populares, con su estilo de París Hilton, se ríe y coquetea con cuanto futbolista se le cruza en la mirada.
- Creí que Normani estaria este año en el estupido campo de entrenamiento vampírico superior.- Le digo a Dinah

@islaurenlicious

Preciosa SangreRead this story for FREE!