Capitulo 25

11.1K 795 15

~6 DE MAYO~

-Gracias por el polo.

-No tienes porqué darlas. Te lo debía. –Asentí para morder mi polo de hielo.

Habíamos salido al parque para que Elyssa jugara un rato.

-¿A qué te dedicas?

-Trabajo en un consecionario de coches.

-Oh. ¿Y te gusta?

-¿Te gusta a ti tu trabajo? –Me encogí de hombros sin saber que decir. –Pues lo mismo me pasa a mi.

Asentí y Dany mordió su polo para darle un cacho a Elyssa.

-¡Oye!

-No pasa nada, Olivia. –Lo fulminé para mirar a Elyssa. Esta se regañaba al notar el frío del polo.

-No vuelvas a darle de eso.

-Está bien. –Asentí para seguir comiéndome el helado. –Oye, una cosa...

-¿Si?

-¿No te aburres? –Fruncí el ceño. –Me refiero, que si no echas de menos a Dylan. Es irónico ¿no? Vengo a pasar mis vacaciones aquí y él se marcha.

-En eso tienes razón. –Volví a mirar a Elyssa que ahora se encontraba jugando con las hojas del césped.

-¿Señorita Olivia? Levanté la cabeza para ver al señor Merk a unos pasos de nosotros.

-Hola. –Se acercó para saludarme.

-Con que era tú hija la niña que sale en la fotografía del despacho de Dylan.

-Si... –Murmuré y Dany me miró frunciendo el ceño. –Se llama Elyssa.

-Hola, Elyssa. Ely lo miró para levantarse y refugiarse en mis piernas. –Creo que no le gusté.

Reí nerviosamente mientras que la cogía en brazos.

-Queo cacha... papi...

-Está bien. Volvamos a casa, Ely, pero sabes que papi no está.

-¿Eres madre soltera?

-¿Yo soy invisible? –Dijo de repente Dany poniéndose de pie. –No es madre soltera. Soy su novio.Abrí los ojos como platos. –Y si me disculpa, nos vamos.

Me quitó a Elyssa de los brazos y agarró mi mano para empezar a caminar.

-Sueltame, Dany.

-No.

-Es mi jefe.Frenó soltandome. –Bueno, el sustituto de Dylan, pero quien manda realmente ahora es él.

-Uh, lo siento. Te espero en el coche. –Asentí y esperé a que se alejara para volver junto al señor Merk.

-Lo siento mucho, señor Merk. Dany es... Dany.

-No te preocupes, Olivia. –Sonrió para meterse las manos en los bolsillos. –¿Es su padre?

-No... Pero no soy madre soltera. Dije rápidamente para que no creyera eso. –Elyssa tiene su padre y bien que la quiere.

-Entiendo. –Dijo pensativo como si quisiera adivinar quien era el padre. –Bueno, pues... Será mejor que te vayas si no quieres que tu novio se enfade.

¿Me adoptas?¡Lee esta historia GRATIS!