1.Mi inicio

8.1K 271 11

Mi nombre, Mi nombre en Anabella Salvatore, soy hermana de los Salvatore, la menor para ser exacta, tengo 19 años aparentemente pero en realidad tengo 160 años, se preguntan ¿por qué eres la menor y tienes 19? muy fácil, yo no me convertí con Katherine cuando ella llego yo solo tenía 15 años, Stefan 17 y Damon 22 y omitiré la historia donde ellos se enamoran, pelean y todo ese rollo, mi padre mato a mis hermanos, pero a mí me dijo otra versión, aún recuerdo aquella noche donde descubrí una parte de la verdad.

Flashback

-¡Padre! – baje corriendo las escaleras – Padre ¿qué ha...? – llegue a la habitación y lo que vi fue realmente espantoso – padre – me quede impactada al verlo tirado en el suelo – Dios mío papá

- Anabella – una voz me saco de mi estado y fue cuando lo vi – lo siento hermanita yo no quería

- ¿Stefan? – pregunte sorprendida y asustada – tu...tu estas muerto – mi voz a penas salía

- No – se acercó a mí – bueno en cierta parte

- Padre dijo que tú y Damon estaban muertos – tenía un nudo en la garganta – ustedes se suicidaron e incluso me dejaron una carta – mi respiración era agitada

- ¿Qué? – pregunto ¿enojado? – Eso fue lo que él te dijo

- Si – hice una pausa – Ustedes me dejaron – mi voz subió de tono – ¡Tú y Damon me dejaron sola! ¿Sabes lo que he sufrido estos días? ¿Sabes lo que sentí cuando padre llego con esa noticia? ¡Me dejaron sola maldita sea! – grite llena de rabia

- No – se acercó a mí – nosotros no te dejamos – me tomo de las manos – Padre nos mato

- ¿Qué? – dije asombrada

- Si, él nos mató cuando fuimos a rescatar a Katherine, a Damon y a mí nos disparo

- Damon ¿dónde está?

- Él está bien, ¿Quieres verlo? – asentí

- Pero ¿qué haremos con nuestro Padre? – ya que estaba todavía tirado en el suelo

- Vendré por el mas tarde, ahora vamos con Damon

Asentí y Stefan me tomo de la mano, me saco de casa y caminamos por el bosque, debo decir que fue mucha la distancia que recorrimos ya que estaba muy cansada, tenía un poco de miedo pero era Stefan mi hermano y el no sería capaz de dañarme o ¿sí?, no claro que no, pero entonces lo que hizo con papá que fue, lo mato Ana estás de acuerdo, claro yo lo ¿vi?, esto es difícil, después de seguir caminando por fin llegamos y pude observa a mi hermano mayor.

- Damon – dije despacio, pero él lo escucho claramente voltio y me miro – Damon

- Ana – corrí hacia él y lo abrase, me cargo y giro conmigo

- Damon, por Dios estas vivo – dije mientras mis lágrimas bajaban de nuevo

- No llores mi niña – limpio mis lágrimas – aquí estoy contigo

- Dios Damon – lo abrace de nuevo – Te amo – observe como Stefan nos veía y le hice una seña que viniera – Los amo tanto a los dos

- Y nosotros a ti – dijeron juntos, me separe de ellos y los vi atentamente

- ¿Cómo es que no están muertos? ¿Y qué fue lo que paso en casa Stefan? Porque no sé si vi claramente pero estabas bebiendo de ¿Papá?

- ¿Qué hiciste qué? – dijo Damon enojado - Eso quiere decir que eres un... - lo dijo para sí mismo pero claramente lo escuche – ¿cómo pudiste Stefan? – le dijo enojado y lo empujo

La Tercera Salvatore¡Lee esta historia GRATIS!