Capitulo 23

13.9K 873 31

~29 DE ABRIL~

-Me voy que mi hermana iba a llevar a Noah. Pasa después por casa para que jueguen los niños.

-Le diré a Dylan.

-Está bien. ¡Chao! –Besó mi mejilla antes de salir corriendo hacia los ascensores.

Reí guardando las cosas en mi bolso. Esta chica nunca cambiará. Desde que la conozco, siempre ha sido así de alocada y divertida.

Dejé el bolso sobre la silla y me dirigí a la pequeña sala de estar para prepararme un café

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Dejé el bolso sobre la silla y me dirigí a la pequeña sala de estar para prepararme un café. Dylan estaba en una reunión de última hora y me pidió que lo esperara.

-...Si, es encantador, y su hija más... No sé, creo que uno o dos años por ahí... –Me dí la vuelta para encontrarme con Amelia hablando por teléfono. –¿Qué por qué? Pues porque la novia es una odiosa. En verdad no se si es la novia, pero si es la madre de la niña... Ajá... Si... Aquí, donde estoy.

De repente, mi móvil sonó haciéndome pegar un brinco por el susto.

-¿Si?

-Olivia, soy Max.

-¿Qué pasa? –Pregunté al oír su voz extraña.

-Es Fernanda... Ella... Ella tuvo un accidente de coche y... Mi boca se abrió sorprendida.

-¿Qu-qué?

-Me gustaría que vinieras a ver a Sofía. Está muy mal y no quiere que yo la vea así.

-S-Si, claro. Enseguida voy para allá.Colgué para empezar a llorar. No me puedo creer que haya pasado esto.

Levanté la cabeza para darme cuenta de que Amelia me miraba preocupada.

-¿Estás bien?

-Di-Dile a Dylan que tuve que irme.Fue lo único que le dije para salir corriendo hacia mi coche. ¿Pero como había pasado algo así?

Aparqué frente a la casa de Sofía y me bajé lo más rápido que pude para tocar la puerta.

-Lo siento. –Dije cuando Maximilian me abrió la puerta con Oliver en brazos.

-Está en la habitación con Noah. –Asentí y subí hasta la primera habitación. La puerta estaba abierta y pude ver como Sofía abrazaba a su sobrino mientras que lloraba.

 La puerta estaba abierta y pude ver como Sofía abrazaba a su sobrino mientras que lloraba

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
¿Me adoptas?¡Lee esta historia GRATIS!