Capítulo 12: Iré.

1.6K 53 0

- Justin, debes aceptar que estamos separados.- bajamos del auto y vi la cara de frustración impregnada en su cara. Me pareció divertido seguir molestandolo.

-________.- me advirtió. Todavía no habíamos entrado a la casa.

-¿Qué?- sonrío maliciosa.

- Te lo advierto.- estaba molesto y eso me divertía. Sí, no saben cuanto me divertía.

- Justin, no puede impedir que salga con otros hombres.- me cruzo de brazos esperando su reacción.

- El anillo que tienes puesto en tu dedo dice que no puedes salir, hablar, ni nada con ningún hombre que no sea tu esposo, ______.- me apuntó la mano.

- Pero estamos separados.- le insisto.

- ¡Pero sigues casada!- me gritó molesto.- De acuerdo, ¿Tú quieres salir con otros hombres? Okey, yo saldré con otras mujeres.- oh, ahora el también jugaba.

La sangre me hirvió al instante.

- Recuerda que hay una razón por la cual estamos separados y tu me quires volver a engañar.- dije desde lo más profundo de mi ser. Tal vez no lo dije muy consciente, pero lo hecho, hecho está.

-¡¿Cuantas veces debo decirte que lo siento?!- me gritó exaltado. En ese instante la cara de espanto de Jason salió desde adentro.

-¿Qué pasa aquí?- preguntó un poco asustado.

Oigo a Justin suspirar.

-Nada, campeón. Sólo...- Jason lo interrumpió.

-Otra vez están peleando.- parecía molesto.

-Jason...- lo llamo un poco avergonzada. No me gustaba que los niños nos oigan pelear, casi siemore evitabamos que ellos nos oigan o vean.

-¡No, mamá!- gritó. Puse mis ojos en blanco al instante. Jason no grita nunca.

-Jason, no le grites a tu madre.- lo regañó Justin.

Él negó con la cabeza y se dirigió otra vez a dentro dando grandes pizadas.

-Dios..., ya van dos veces.- susurro.

Justin voltea a verme y me abraza.

-¿Sabes? Solo estaba bromeando contigo cuando dije estabamos separados.- confieso.

El nos separa un poco para poder mirarnos y levanta una ceja.

-¿Eso hacías?

-Si, me gustaba verte molesto.- río.

-Oh.- rió.

-Mira lo que provoque.- bajo mi cabeza y suspiro.

-Nena, Jason tiene que entender que los padres a veces tienen peleas y discusiones. Ya es un niño grande, lo entenderá..., algún día.

-Solo espero que cada vez que pase no se moleste conmigo.- lo miro a los ojos y me sonríe.

-Yo haré que eso no pese.

Entramos riéndonos por la broma inocente que traté de hacerle a Justin y no funcionó. Justin tenía su brazo al rededor de mis hombros y yo tenía mi mano en su cintura.

-Son tan bipolares.- oímos a Jason susurrar.

-¡Mami!- Thiago corrió a abrazarme en cuanto entré a la cocina.

-Hola pequeño.- beso su pequeña cabeza.

-¿Y a papi?- dijo Justin entrando.

-No, mami.- y me abrazó aún más fuerte.

Mi propio cuento de hadas《Justin&Tu》Where stories live. Discover now