Capítulo 15 - El Beso

4K 430 64

Lygal llego en el auto de Drink a la nueva casa de su hermano, Drug ya los esperaba en las escaleras de la entrada del viejo edificio.

El sitio donde se quedaría se encontraba en uno de aquellas construcciones clásicas del centro, el elevador era mecánico y llevaba directamente a su departamento. No era muy grande pero era perfecto para él, una cocina pequeña pero bien equipada, espacio abierto con la sala comedor y una sola habitación, lo mejor del departamento era el amplio baño, era definitivamente un piso para soltero.

Drug se puso en pie cuando los vio y arqueó las cejas al ver que bajaba solo maletas.

-Entonces ¿eso es todo?- preguntó y Drink le miró acusadoramente.

-Parece que el departamento de Drink esta amueblado- sonrió nerviosamente Lygal y Drink rodó los ojos, él amaba a su hermano y desde luego adoraba a su mejor amigo pero era mejor que llevaran todo aquel coqueteo bien lejos de su persona o iba a ponerse seriamente celoso.

-Entonces...¿te ayudo con las maletas?- le habló a Drink y el rubio simplemente le lanzó sus llaves.

-Lleva a Lygal a pasear y no me molestes, lo quiero aquí a las ocho- gruñó- Haré de cenar para los tres- gruñó nuevamente y Drug se rió con ganas, a Drink le estaba costando mucho aceptar todo aquello pero hacia su mejor esfuerzo, daba gracias a todos los dioses imaginables por ser su mejor amigo, tenía el presentimiento que de no ser así no tendría oportunidad ahí.

-Entonces...- se giró a Lygal- ¿Qué tal si te llevo a un museo? Hay una exhibición de ropa del siglo XVIII- los ojos de Lygal brillaron, lo conocía bien, no había cambiado mucho a pesar del tiempo.

Drink subió con el montón de maletas por las escaleras- A las ocho, sexto piso, 1805ª – recitó. Iba a desempacar y comprar lo necesario para la cena en el minisuper al final de la calle.

-Entendido jefe- respondió Drug abriéndole la puerta de vuelta a Lygal- te va a encantar...- comenzó a hablar y ambos se marcharon,Drug planeaba declararse ese día, pero la verdad es que la pasaron entre ligeras bromas, paseando por el museo y finalmente compraron frituras y caminaron por el parque hasta sentarse en una banca a esperar que las luces de la fuente se iluminaran.

-¿Entonces ya se los dijiste?- habló Drug al sentarse y Lygal asintió con un suspiro.

-Si... no se lo tomaron muy bien, papá me habla pero solo lo esencial y no me mira a la cara, mi mamá nisiquiera me habla... yo...- negó viendo el agua de la fuente elevarse y caer- no entiendo porque no pueden aceptar que no quiero ser ingeniero. No soy Drink, yo sé que mama está orgullosa de tener un hijo tan excepcional pero... - suspiró abatido- ¿no le basta con uno?- los hombros de Lygal bajaron- pensé que enfrentaría una ira explosiva... pero la decepción es un poco más difícil de digerir- murmuró mientras miraba sus frituras- me hace preguntarme para quéhago todo esto- Drug colocó una mano en su cabeza y le sonrió.

-Hey, no es un para qué, es un para quién... y es para ti; escucha, tus padres estarán bien en unas semanas. También estaban histéricos cuando Drink no quiso ir a aquella fabulosa universidad ¿recuerdas? No les duró mucho- intentó consolarlo y Lygal se recargó en él.

-Pero estamos hablando de Drink, creo que mamá nunca me perdonó que no me llevaran a la feria de ciencias del colegio hasta último grado. Drink participaba casi desde entrar- Drug le tomó el mentón y le hizo girarse hacia él y se acercó.

-Aun así no has cambiado de opinión, porque sabes que esto es lo correcto. Tus padres no amenazaron con dejar de pagar tu colegiatura, ellos lo superaran, te aman Lygal- Lygal se adelantó y le dio un beso en la mejilla.

Una Adicción Peligrosa¡Lee esta historia GRATIS!