—Eduardo, ¿Qué Carajos haces? —Le preguntó mientras río.

—Me pongo guapo —Me responde como si eso fuera lo más lógico del mundo.

—¿Guapo? —Continuó riendo, porque es gracioso verlo acomodarse la camisa un millón de veces, al igual que su cabello y se pone perfume cada vez que salimos de alguna clase—. ¿Para qué? O mejor dicho ¿Para quién?

—Para la futura acompañante de este galán.

—¿Galán? Amigo... —Niego con la cabeza—. Eres pésimo para esto.

—Lo sé —Suspira mientras se golpea la cabeza contra el casillero—. Pero la verdad es que no quiero ir solo al baile de graduación y simplemente faltan tres semanas.

—¿Tres semanas? Que demonios, han pasado tan rápido estas semanas —¿Tres jodidas semanas?

Eso sólo significa una cosa.
Me estoy quedando sin tiempo.

—Ni que lo digas, Dafne todavía ni me hace caso, le pedí que fuera conmigo al baile y lo que me dijo fue: "Serias el último chico con el que iría", y lo más estúpido de mi parte fue responderle un: "Perfecto, gracias por tu consideración Dafne" —Gruñe—. Soy un completo idiota.

Sigo riendo, Ed es un completo desastre para esto asuntos sobre las chicas.
Para todo yo creo.

—¿Por qué estás tan obsesionado con Dafne?Es que mira esto, todo mundo tiene algo con lo que obsesionarse. Tú estás obsesionado con Dafne y ella está obsesionada conmigo. ¡Esto es una jodida cadena sin fin! —Le gritó sin intenciones de hacerlo.

—¡No estoy obsesionado con ella! —Lo veo feo, porque sabemos que si lo está—. Simplemente es ardiente.

—Si tú lo dices —Fingiré que le creo.

Caminamos a la clase de "Idiomas".

—Lo que no entiendo es porque te arreglas. Pareces un completo tonto —Es cierto.

—Para ver si alguien que no sea Dafne acepta ir conmigo al baile.

Río por eso, me da mucha risa lo que hace para conseguir a alguien para el baile.

—¿Encontraste algo?

—No —Parece triste—, todas me dicen que no.

—¿A quién le has preguntado?

Él no me responde, parece como si estuviera pensando.
La clase comienza y el profesor empieza a hablar, pero Idiomas no es mi clase favorita, al igual que historia, historia es bueno para dormir, matemáticas tampoco es de mis clases favoritas.

Ed me pasa un pedazo de papel.
En donde tiene varios nombres escritos.
Los leo.

1-Ashley M. -NO
2-Perla C. -NO
3-Kelly S. -NO
4-Adelaila S.-NO
5-Eveling R. -NO
6-Alecia S. -NO
7-Leah G. -NO
8-Marlen Z. -NO
9-Clara K. -NO

-"Todas ellas me dijeron que no".

Me empiezo a reír porque todas estas chicas se podrían considerar las chicas guapas o agradables para la vista de un chico.

Ed me ve con mala cara.
Le envío una nota, ya que este profesor realmente se enoja si alguien habla en clases.

"Te rechazaron por mi.
¿Qué acaso ya se te olvido?
Eres mi amigo y ellas lo saben
¿Se te olvido que jugué con ellas?
Por eso te dijeron que no,
Porque piensan que vas a ser igual.
Lo siento. Hahaha"
-E.V.

La apuesta perfecta [1]¡Lee esta historia GRATIS!