Capitulo 17

13.8K 1K 8

-Dejé a Katherine por ti. –Confesó y abrí los ojos como platos.

-No puedes decirme eso.

-¿Por qué no?

-¡Pues porque no!

-Pero, te quiero.

-¡No! ¡Nadie me quiere! ¡Nadie! –Grité levantandome de la cama para alejarme de él. –Nadie me quiere, Dylan. Cuando conocí a Christian, creí haberme enamorado. ¿Pero qué es el amor? –Respiré hondo sintiendo las lágrimas. –Yo pensaba que Christian me amaba verdaderamente como lo hacía yo. Él fue el primero en veintiún años que se fijó en mi. ¡Veintiún años!

-Olivia...

-¡No! ¡Dejame hablar! –Le dije alterada. –¿Por qué no pude tener novio a los diecisiete como todos? ¿Por tener unos kilitos de más y ser inocente en vez de zorra?

》Cuando Christian me invitó a salir la primera vez, fue algo emocionante. Nunca antes había salido con chicos y nunca antes había besado a alguien. Él... Él fue mi primero en todo y ¡me traicionó! ¿Para qué me quería? ¿Para burlarse y jugar conmigo? ¡ESO NO ES JUSTO!

Sin aguantar más, me caí al suelo de rodillas y seguí llorando. Dylan se acercó a mi y me abrazó inmediatamente.

-Tranquila, Livvy.Murmuró acariciando mi pelo. –¿Dónde están tus padres? -Lloré aun más dándole a entender que no quería hablar de ello. –Está bien, está bien. No hace falta que me lo digas ahora. –Besó mi cabeza. –Yo no te voy a abandonar nunca. Lo prometo. Prometo cuidarte y quererte. A ti y a Elyssa. –Levantó mi cabeza con sus manos para que lo mirara a los ojos. –Lo prometo.

Se acercó lentamente a mi para posar sus labios en los míos. Ya nos habíamos besado antes, pero este beso era diferente a cualquier otro. En él transmitía seguridad y sinceridad.

-G-gracias. –Dylan sonrió y me ayudó a levantar para ir a la cama.

-Ven, acuestate a dormir. Dentro de un rato te despierto. –Asentí y me acomodé en la cama para cerrar los ojos. –Te quiero.Susurró antes de dejar un beso en mi frente.

-No te vayas.

-No lo haré. ¿Quieres que traiga a Elyssa? Negué con la cabeza atrayendolo hacia mi para que se acostara a mi lado.

-Quiero que me abraces...

-Y lo haré. Pero tengo que decirle a Anna que se quede con Elyssa en lo que yo estoy aquí. –Asentí de acuerdo con él y volvió a dejar un beso en mi frente para levantarse y salir de la habitación.

Miré al techo en lo que esperaba a Dylan. No quería cerrar los ojos hasta que él viniera.

Aún tenía el sabor amargo de todas esas palabras que le habia dicho. Nunca me imaginé contándole eso a Dylan. La única que lo sabía era Sofía.

-Ya estoy aquí. –Se quitó los zapatos y sacó una manta del armario para pasarla por encima de mi cuerpo y taparme. Luego se acostó a mi lado y se metió debajo de la manta.

Yo automáticamente, me acerqué a él y Dylan pasó su brazo alrededor de mi cintura para abrazarme. –Yo si te quiero, Livvy. Que no te quede la menor duda de eso.

Asentí cerrando los ojos. ¿Yo lo quería? Claro que lo quería, pero aun no era capaz de decírselo.

¿Me adoptas?¡Lee esta historia GRATIS!