Mi Dulce Conejito.

11.4K 491 62

Liam volvía a casa después de una junta larga con los empleados de su empresa, había tenido que hacer un papeleo para mandar la publicidad para sus productos, así que venía cansado y tarde para cenar al lado de su hermoso conejito. Entro a su casa dejando el saco en el perchero y su maletín en el suelo.

-¡conejito ya llegue!-grito el castaño esperando respuesta de su pareja, la cual nunca llego.

Confundido entro a la cocina encontrando la cena ya lista y una pequeña nota bajo el plato, levanto la comida y toma la pequeña nota leyendo lo que decía, por la letra sabía que era de su pequeño conejito.

Deje la comida ya lista para ti, papi, te espere pero al parecer tuviste mucho trabajo hoy, termine los deberes y no hay nada fuera de su lugar.

Para cuando llegues tal vez ya este durmiendo, te espero en la cama.

Te ama tu conejito.

Liam sonrió ante las palabras, su bebe era tan dulce, a veces se decía lo muy afortunado que era al tener a Zayn con él, todavía recuerda aquel día cuando encontró al joven moreno golpeado en un callejón, en ese momento algo dentro del castaño le decía que debía hacerse cargo de ese moreno hermoso.

Así que lo llevo consigo a casa, curo su cuerpo, le dio techo y comida, los meses pasaron y ambos jóvenes habían creado un lazo afectivo muy fuerte, Zayn se había enamorado del castaño y este del moreno.

Al poco tiempo Zayn encontró unos juguetes inusuales en las cajoneras de Liam, al preguntarle sobre ellos, el castaño le conto sobre sus peculiares gustos. A Zayn al parecer no le asusto la idea de ser sometido por un amo, menos si se trataba del castaño hermoso que le había ayudado tanto.

También recordaba cómo había follado por primera vez con Zayn, como había penetrado aquel cuerpo moreno y delicioso, poder poseerlo y acariciar cada parte de su cuerpo, dejando marcas que lo hacían ver como suyo. De solo pensar como el pequeño conejito había gritado su nombre mientras esparcía su semen entre ambos pechos lo hacía ponerse duro de sobremanera.

Al mirar hacia sus pantalones se dio cuenta de la gran tienda que su pene hacia en los pantalones, le importo muy poco el que fueran las 10:30 de la noche y la comida servida, el iría arriba, a su habitación a recordarle a su pequeño conejito lo bien que la habían pasado durante estos meses.

Con una sonrisa ladina mientras se desprendía de su camiseta, subió las escaleras rumbo a su recamara, al entrar a esta, miro en su cama el escultural cuerpo de su morenito con orejas de conejo, el cual apenas era tapado por las sabanas, Liam se sentó a un lado del cuerpo con cuidado de no despertarlo, acaricio su hombro bajándolo lentamente, hasta llegar a sus caderas quitando la sabana, descubriendo que su coqueto conejito no traía ninguna ropa puesta.

Al bajar la mirada, miro en su delicado y suave trasero la tierna cola esponjosa y blanca de conejito, sonrió por eso, Liam recuerda que fue un poco difícil hacer que su pareja se pusiera esa cola. Se le miraba realmente hermosa.

El castaño poso su mano en el culo del moreno, acariciándolo lentamente haciendo que Zayn gimiera de gusto, a Liam le encantaba escuchar los gemidos y chillidos de su pequeño bebe, era música para sus oídos.

Zayn abrió poco a poco sus ojitos miel encontrándose con la mirada sensual de su papi.

-hola, conejito-sonrió Liam dejando un casto beso en la boquita de su bebe.

-papi-gimió Zayn cuando Liam movió un poco la esponjosa cola.

-¿Qué quieres, mi amor?-pregunto el castaño colocando al conejito sobre él mientras se acomodaba en la cabecera de la cama.

O.S |Ziam| ¡Lee esta historia GRATIS!