El comienzo.

1.4K 126 12

Era una noche normal, otro bar que visitar con sus amigas y amigos, que lo arrastraban a esos lugares para buscar pareja, era homosexual si pero no quería decir que estaba buscando él amor en todos los lados. Tenia gustos muy exclusivos, de hecho se moría por él pelirrojo de ojos color cobre que siempre se topaba en los bares, no sabía si él era "gay" pero como le encantaba ver al de cabellera rojo intenso cada que iba a uno de esos bares, siempre lo veía con un chico y chica diferente, como quería que él se fijara aunque sea un momento en él. Lo que él de cabellos azules y ojos cual zafiros era que aquel chico cabellera roja lo seguía lo veía desde lejos, no es que lo amara si no que nada mas quería tener una noche de sexo con ese chico, no podía negar que tenía unas lindas caderas, él sabia que era un hombre pero aun así lo quería en su cama, por él se volvería gay si era necesario.

-¿Y di me Karma para qué nos trajiste esta noche a este bar?-cuestiono su rubia amiga de ojos celestes, era conocida como Río era una chica traviesa como él pero odiaba salir todas las noches a un bar diferente.

-karma viro a ver ha la rubia que le exigía una respuesta- Pues por ese chico de cabellos azules- señalo al chico que hablaba con una chica de cabello verde.

-Oh, andas tras Nagisa Shiota, la tienes difícil amigo mío-proclamó la rubia mientras tomaba otro trago de su copa.

-Exageras, no creo que sea tan difícil conquistarlo -hablo mientras movía los hombros como restándole importancia, a la conquista del chico.

-Amigo mio, ves a la chica de cabello verde- al ver él asentimiento de Karma prosiguió- Se llama Kayano esta enamorada de Nagisa-karma casi mata a la chica con la mirada- Bueno ahora él chico de ojos medios cobre y cabello café ¿Lo ves?-cuestiono, y no tardo en recibir un asentimiento de su amigo- Él es Isogai, es amigo de Nagisa, es demasiado sobre protector con su amigo, tanto que pensarías que son novios- término de decir la rubia de larga melena mientras se servía mas vino en la copa y analizaba a su amigo.

-¿Como sabés esa información?-pregunto analizando a los chicos que no estaban tan lejos de su mesa.

-Van conmigo en la escuela, diferente carrera pero tenemos unas que otras clases juntos, además querido si hubieras escogido la escuela donde estoy sabrías que Nagisa es tan codiciado como hombres y mujeres, así que suerte si te hace caso.

Karma ante la explicación solo viro a ver al chico y a sus amigos, como le encantaba verlo, hey pero no se emocionen para él sólo era otro con quien podría tener un buen polvo. Él pelirrojo estaba tan perdido comiéndose con la mirada al de cabellera azul que no de dio cuenta de la sonrisa malvada y gatuna de su acompañante.

-¡Hey, Karma!-dijo la chica sonriendo como sólo un diablo bueno y Karma podrían sonreír- ¡Hagamos una apuesta! ¿Aceptas?-cuestiono ya imaginándose los resultados de su plan.

-Di me-contesto sin ver a su acompañante.

-Si logras que Nagisa se enamore de ti seras libre de papeleo por cuatro meses- en ese momento fue cuando Karma empezó a prestarle atención.

-¿Y si no lo consigo? ¿Que vas a querer a cambio?-cuestiono arqueando una ceja.

-Tendrás él triple de papeleo, ¿Aceptas?-dijo extendiendo su mano para cerrar él trato.

-Acepto-dijo estrechando la mano de la rubia.

En la que se había metido, pero bueno solo le quedaba aceptar las cosas como todo hombre.
Él pelirrojo decidido a conquistar al peli-azul se dirigió a la mesa del contrario, dando él primer paso.

Aunque desde que estuvo ser ca de la mesa de los chicos sintió los ojos de los dos acompañantes de su futuro polvo apuñalándolo, era algo raro por que eran muy pocas las miradas que lo atemorizaban entre esas las de los dos chicos enfrente de él y la de su padre. Pero no se dejaría intimidar, así que les dirigió una mirada llena de un peculiar sed de sangre que hizo temblar a los chicos que lo apuñalaban y mataban con la mirada.

-¿Chicos?-se escuchó una suave voz hablar a dos chicos que sudaban frío- ¿Por qué de repente se quedaron como si alguien los quisiera matar?-cuestiono una voz la cual Karma reconoció como la del chico de cabellera azul, no tenia una voz muy varonil pero como era linda.

"Vamos Karma concentrarte " se reclamaba a él mismo él pelirrojo al darse cuenta de las cosas que estaba pensando.

-Nada Nagisa- comentó él chico que acompañaba al chico de cabellera azul.

Karma ya un poco harto decidió conquistar ha aquel chico esa misma noche así ganaría mas rápido la apuesta y hasta podía pedirle algo mas a su amiga rubia.

-Disculpa-hablo con un tono un tanto coqueto llamándole la atención al menor.

Nagisa viro a verlo, era él chico pelirrojo que le robaba él aliento con tan sólo dirigirle una mirada.

-Lo siento no soy de esos- contesto él de cabellos azules para luego retirarse de la mesa.

Él de cabellos azules salio con un nudo en la garganta por haber rechazado al chico. Pero él mas sorprendido era él pelirrojo ya que él chico lo había rechazado. Nunca lo habían rechazado y ahora llega él chico y lo rechaza eso no era nada debía conquistar al de ojos azules a toda costa. Él pelirrojo se dirigió de nuevo a la mesa donde se encontraba su amiga con una risa burlona y otra botella de vino tinto en la mesa.

-Parece que te rechazaron por él pequeño Nagisa- se burlo la chica con una sonrisa de superioridad- te rete a conquistarlo ya que él no seria tan fácil como las prostitutas baratas con las que duermes ahí tienes un verdadero reto amigo.-dijo la rubia mientras tomaba un trago de su copa.

Él pelirrojo no se rendiría conquistaría al chico.

Tu Apuesta.¡Lee esta historia GRATIS!