Capitulo 12 {Final}

Comenzar desde el principio

Al primero que vi entrar fue a Koichi, este con una sonrisa fue a saludarme y a presentarme con los otros dos miembros que no conocía, MiA el guitarrista y Meto, el baterista de aquella banda. Ambos fueron muy amables conmigo y colaboraron con Akkey para esconderme hasta que Tsuzuku llegara a la sala. Todos se juntaron entre risas, dejando que yo no estuviera a la vista hasta que Tsuzuku entro a la sala y extrañado se atrevió a preguntar a que se debía todo eso.

— Es que te hemos traído un regalo. Este es de parte de Ryuta.— Dijo Akkey entre risas.

— ¿Qué ya me trajo un pastel de felicitación más para que engordara?.— Pregunto Tsuzuku y de inmediato todos rieron negando y sólo tomando distancia uno de otro para así poder ser vista por Tsuzuku.

La expresión de sorpresa de Tsuzuku no tuvo precio, este corrió a tomarme entre sus brazos y estrecharme en los mismos sin importarle nada.

— Te extrañe tanto Himeri.— Susurro, podía sentir su voz algo quebrada acaso ¿iba a llorar de felicidad?.

— Y-yo también te extrañe.— Susurre con dificultad, tomando cierta distancia para así ver su rostro lleno de maquillaje, se veía bastante apuesto por mucho que lo prefiriera sin el.

— Akkey, enserio gracias por traerla.— Dijo Tsuzuku, el cual miro a Akkey por un leve momento antes de volver a mirarme.

— No fue nada, Ryuta pensó que estabas como un lunático desesperado arañando las paredes y comiéndote las uñas al no tenerla cerca.— Dijo, riendo un poco.

— Fue más o menos así.— Admitió Tsuzuku.

— Creanle nunca lo vi tan insoportable en mi vida.— Comento Koichi, ganandose una fulminante mirada por parte de Tsuzuku.

— Bueno, bueno, lo importante es que los tórtolos están juntos,nuestro concierto fue un éxito, deberíamos ir a celebrar todos juntos, ir por unos tragos y disfrutar de la noche.— Dijo MiA

Tanto Meto como Koichi y Akkey estuvieron de acuerdo, tanto que mientras todos iban a cambiarse hablaban del tema y de lo que posiblemente pedirían. Tsuzuku por otro lado no dijo nada en contra de la propuesta, pero en ningún momento pareció muy convencido. Se mantuvo muy callado hasta que todos decidieron ya irse a un bar cercano.

— Bien vámonos.— Dijo Koichi con entusiasmo.

— Claro.— dijo MiA en lo que Meto sólo asentía.

—Tsuzuku, tu y Himeri vienen ¿Cierto?.— Pregunto Akkey

— En un momento, se me acaba de perder, lo buscare y ya los veré en el bar, ¿Me ayudas Himeri?.— Dijo Tsuzuku, haciendo una extraña mueca para que aceptara.

— Claro. . — Respondí.

Los muchachos asintieron y sólo se marcharon con ánimo, yo por mi parte sólo suspire y mire a Tsuzuku.

—¿Qué se te perdió?.— Pregunte, siguiéndolo con la mirada y mirando como este iba a cerrar la puerta con seguro.

— Nada realmente.— admitió con una amplia sonrisa en sus labios.

—¿Y entonces?.— Pregunte.

— Sólo quiero estar a solas con mi chica.— Dijo, acercándose poco a poco hasta apresarme entre sus brazos e ir directo a besar mis labios de una manera bastante desesperada.

No tarde en corresponder, le necesitaba, extrañaba el sabor de sus labios y el tacto tan suave de estos. Nuevamente me hacia sentir viva el estar con el.

— Tsu. .— Susurre, intentando tomar distancia, pero el no me lo permitió, mordió mis labios y sin pensarlo mucho fue desesperado a besar mi cuello, era obvió lo que quería, pero en ese lugar. . Definitivamente no era buena idea.

『Dulce y peligroso camino de espinas』¡Lee esta historia GRATIS!