128

6.7K 459 14

El sudor ya estaba haciéndose presente en mi frente al ver que Jess no reaccionaba.

-Nena, si no dices nada tendrás que darme la respuesta en el hospital, porque estoy a punto de desmayarme.

Las risas de los presentes sacó la situación de la tensión en la que estabamos y logrando que Jessica vuelva a la realidad.
Sus ojos estaban cristalinos, al poco tiempo sus mejillas con lágrimas y de la nada, una sonrisa ilumina su rostro. Llevó sus manos a la boca, intentando ocultar la sonrisa que llevaba, miró alrededor, a las personas que esperaban su respuesta. Soltó una preciosa risita antes de asentir efusivamente con la cabeza y secaba sus lágrimas.

Automáticamente mis sentidos salieron del estado de alerta diciendo que ya todo estaba bien. Sentía los latidos de mi corazón ir mas rápido que nunca.

-Dilo por favor, antes que me de un paro cardíaco.-supliqué.

-Si... Si, por supuesto... quiero ser tu esposa.

La sonrisa se instaló por sí sola en mi cara haciéndome doler las mejillas, pero aún no podía creer lo que estaba pasando. Tanta alegría y tanto amor no podían ser explicados con palabras. Lo que sentía en ese preciso momento era como... como al fín obtener todo lo que anhelaste en tu vida. Como sentir que ya nada podía hacerte más felíz de lo que estabas siendo.

Me pongo de pie y tomo la mano de Jessica para lentamente deslizar el anillo de diamantes por su delicado dedo. Mis manos temblaban de la emoción dificultando un poco el acto.
Cuando el anillo ya estuvo ubicado en su mano, di un casto beso en su dedo anular apreciando la vista de lo que aquello representaba.

-¡Beso, beso, beso, beso, beso!

El pequeño público que nos acompañaban comenzó a gritar a coro, pidiendo mas reacción de nuestra parte.

Miro a Jessica. Se la veía muy felíz, y yo quería eso. Hacerla la mujer más feliz del mundo, hacer de su vida alegría pura y ver su sonrisa cada día.
Ella voltea, conectando sus ojos a los míos. Ella era la indicada. Siempre lo supe. Y ahora que la tengo, no la dejaré ir.

Envuelvo mis brazos alrededor de su cintura y la traigo a mi pecho, sus pequeñas manos rodean mi cuello dejándose guiar.

-La amo, futura Señora Sparks. -susurro rozando sus labios con los míos.

-También lo amo, futuro Señor Sparks.

Y la besé... la besé pensando en que ella no era mi novia. Si no mi prometida.

Extra Skin [#1Temp.] *OTRA VEZ EN EDICION*Donde viven las historias. Descúbrelo ahora