123

6.6K 421 8

Como ya sabía pasaría, mi madre no había mostrado ni un ápice de alegría al verme. Ni siquiera un poco de orgullo al saber el esfuerzo que había hecho por meses en un gimnasio solo para que ella lo notace. Aunque, siendo sincera, ésta vez no me importó que ella me ignorara. Y mientras ella me despreciaba, los demás elogiaban mi cambio, haciendo de mi noche, una mejor.

La cena ya estaba lista, por lo que todos tomamos asiento listos para comenzar a comer.

-Esperen... falta mi hija, está por llegar. -dice tía Mery refiriéndose a su adorada-y-para-nada-zorra Chloe.

Los demás quedaron de acuerdo en esperarla, asique solo nos dispusimos a charlar en lo que ella llegaba.
A los pocos minutos, se oye la puerta de entrada abrirse y unas voces de fondo.
Chloe entra acompañada de un hombre que de seguro rondaba por los veinticinco. Era alto, fornido y, para qué mentir, bastante atractivo, aunque para nada mi estilo.
Mi prima llevaba una sonrisa victoriosa al notar que miraba a su "amigo".

Por Dios, Chloe... ¡tu amigo no me gusta!... y tengo uno mejor esperándome en casa.

-Hola... lamento llegar tarde. -dice tomando asiento y arrastrando al extraño junto a ella. -Família, él es James, un viejo amigo.

Todos miran al nuevo y le sonríen dándole la bienvenida y saludando.

-Oye, yo te conozco... -levanto la cabeza para notar a todos mirarme. James me sonreía.

-¿A mí? -pregunto confundida. Mi prima me miraba intrigada.

-¿Se conocen?

-Mmm... la verdad es que no te he visto nunca. -aclaro.

-Si, eso ya lo sé. Tú eres la chica del calendario, ¿verdad? Jessica Morgan.

Todos me miraban ya bastante confundidos, mucho mas Chloe y mi madre.

-¿De qué calendario habla el muchacho, cariño? -pregunta papá cortando el silencio.

-Creo que olvidé decirles... -susurro. -Conocí un hombre en el gimnasio, me dijo que necesitaba algo nuevo para las fotos de su calendario que su compañía vendía y... me pidió hacer unas sesiones de fotos. Les agradó y las utilizó.

El silencio volvió a reinar por algunos largos segundos, hasta que tía Mery sonríe enormemente y habla.

-¿Mi pequeña Jess, una chica de calendario? -asiento lentamente, insegura. -¡Al fin alguien que le hace honor a las mujeres de la família!

Y a ese comentario le siguieron aplausos y felicitaciones. De todos, exceptuando a, como siempre, mamá y Chloe.

Extra Skin [#1Temp.] *OTRA VEZ EN EDICION*Donde viven las historias. Descúbrelo ahora