Capitulo 15

14.5K 1K 12

~11 DE MARZO~

-Hoy te toca con Elyssa, ¿verdad?

-Sí. En cuanto salga de aquí pasaré a buscarla.

-¿Quieres que te acompañe?

-No hace falta, gracias. –Asintió y ambas seguimos con nuestro trabajo.

A las pocas horas de terminar, Maximilian vino con el pequeño Oliver a recoger a Sofía. Yo me dirigí hacia la casa de Dylan, donde me sorprendió al abrirme la puerta.

-Hola. –Dijo antes de darme un abrazo. Inmediatamente,  me alejé de él provocando que Dylan me mirara confundido. –¿No te alegras de verme? Llevamos días sin vernos...

-No. –Dije y noté como el brillo de sus ojos se apagaba. –Solo... –Carraspeé para que mi voz sonara firme. –Solo vine a por Elyssa.

-Está bien. Anna la baja ahora. –Dylan dió la vuelta para subir las escaleras enfadado.

¿Pero qué creía? ¿Qué iba a recibirlo con los brazos abiertos después de haberse ido con esa?

-Señora.

-Hola. –Cogí a Elyssa en brazos para besar su mejilla. –La traeré el domingo como siempre.

-Si, claro. Una cosa, señora... –Asentí para que continuara. Ella y su manía de decirme señora. –¿Mi niño y usted pelearon?

-¿Tan obvio es?  

-Digamos que si... –Soltó una risilla contagiandome. –Bueno, no te entretengo más. Adiós, Elyssa.

La niña movió la mano diciendo adiós y después de despedirme, salimos de la casa para dirigirnos a la mía.

Dejé a Elyssa sobre el sillón y encendí la televisión poniendo el canal de los dibujos. Luego, caminé a mi bolso y saqué mi móvil para llamar a Sofía.

-¡Hola, hola!

-No estoy para juegos, Sofía.

-Vaya, ¿y ahora que te pasa?

-Dylan. Eso es lo que me pasa.

-¿Ya lo viste?

-Si. Cuando fui a buscar a Elyssa. ¿Sabes lo que hizo el muy cínico? ¡Me abrazó y encima me pregunta que si no le eché de menos! –Dije elevando el tono de voz.

-No le veo nada de malo...

-¿Qué no le ves nada de malo? ¡¿Estás loca o qué te pasa?!

-Hey, calmate. –Respiré hondo para disculparme.

-Perdón.

-Bueno, lo que yo pienso es que tú le gustas y...

-Ya dije que te olvidaras de eso, Sofía.

-Entonces no sé para que me llamas.

-¡Pues para hablar! Eres mi mejor amiga. ¡Las amigas se dan consejos!

-¡Pero yo ya te di mi consejo!

-Amor, ¿Por qué gritas?Oí de fondo a Max y me dí cuenta de que ambas estábamos gritando.

¿Me adoptas?¡Lee esta historia GRATIS!