03

5.8K 194 2

Solo un pequeño aviso, el capítulo 04 lo publicaré el próximo sabado. Gracias por tomarse su tiempo para leer. :)

Capítulo 03

El ascensor se abrió. Víctor caminaba junto a mí con una pequeña maleta y mi bolsa. En mis brazos llevaba el Buzz Lightyear de mi hijo, mi padre se lo había regalado en su primer cumpleaños, desde entonces era su muñeco favorito y no podía dormir sin él. Cuando entramos a la sala de espera vi a Christian sentado con las manos en la cara, su padre estaba ahí, sentado junto a él. Taylor estaba observando todo desde las sombras. La puerta se abrió. Grace entró con unos papeles en la mano. No escuche lo que dijo. Víctor se adelantó y abrió la puerta para mí.

Escuché a Christian llamarme. No me detuve. Solo quería ver a mi hijo. Entre a la habitación, mi bebe todavía dormía tranquilamente mientras su niñera estaba sentada junto a él. Me senté a su lado. Tome su manita y lo bese.

-Bebe te traje tu Buzz –dije mientras las lágrimas volvían a salir de mi cara. Comencé a hablar con mi bebe. –Y algunas cosas más, algunos libros para colorear y el libro que estamos leyendo antes de dormir. Charlotte está preocupada por ti, vendrá esta noche. Víctor y dina también están aquí. Bebe. Todos están aquí. Tienes que ser muy fuerte y valiente. Bebe todos te ama. Bebe mami te quiere. Mami te ama.

Me derrumbe. Comencé a llorar desconsoladamente. Mi pequeño niño.

Teddy durmió todo el día y estuvo bajo la revisión constante de los médicos. Al caer la noche, estaba sola en la habitación cuando escuche la puerta abriéndose y unos pasos acercándose a la cama.

-Ana deberías ir a descansar, los sedantes que le dieron son muy fuertes. No despertará hasta mañana –la voz dulce y tranquilizadora de Grace me hablaba, pero como podía pensar que dejaría a mi hijo solo.

-No. No iré a ningún lado sin mi bebe.

-Ana, por favor. Necesitas descansar. No has salido de la habitación en todo el día. No has comido y está empezando a nevar. Necesitas un lugar donde dormir.

-Dormiré aquí. No me importa –suspiró, caminó y se acercó a mi bebe. La vi quitando un mechón de su cabello de su frente. Lo sabía. Ella lo sabía.

-Es increíble el parecido. A excepción de los ojos. Es el vivo retrato de Christian.

-¿Él lo sabe?

-Claro que lo sabe. Se siente fatal. No te culpa por no habérselo dicho. Se culpa a si mismo por no haberse dado cuenta a tiempo. Ha querido entrar todo el día y estar a tu lado, pero no quiere ser una molestia para ti.

-No es una molestia. Solo….no lo se

-¿Te importaría si Carrick puede entrar? Ha estado todo el día ansioso, quiere conocer a su nieto.

-Claro. No veo porque no –sonrió y se dirigió a la puerta- Grace…Christian…puede entrar también.

-Gracias, querida. Ahora vuelvo.

Después de algunos minutos, la puerta se abrió. No miré. Estaba absorta escuchando la respiración de mi hijo hasta que escuché mi nombre.

-Hola Anastasia ¿Cómo sigue?

-Estable.

-¿Te importaría hablarnos un poco acerca de esto? He leído su historial, pero hay muchas cosas que no entiendo –dijo Grace

Un nuevo comienzo¡Lee esta historia GRATIS!