11. "Perder un ser querido".

11.9K 839 21

11. "Perder un ser querido".

|Narra Mia|

Contesté la llamada sin siquiera ver quién llamaba.

-¿Diga?

-¡Mia! Tienes que ir al hospital ahora mismo. –Habló Kian con aire preocupado-.

-¿De qué hablas? Al... hospital. –Me confundí y me comencé a poner bastante nerviosa-.

-Por favor no te alteres... A papá le dio un infarto y está en el hospital. Él está... grave. –Se me fue el aire y me costó respirar-.

-¿Papá? –Me tapé la poca dándome cuenta de la gravedad de la situación y casi me pongo a llorar enfrente de Ethan-.

-Él estará bien. –También se le notaba una presión forzando las palabras-. Ven ahora mismo.

-Voy para allá.

Corté, varias lágrimas se cruzaron por mis mejillas, Ethan me vio preocupado. Y de un momento a otro ya estábamos camino al hospital. Yo estaba con mis manos en mi cara llorando mientras Ethan conducía al hospital que le indiqué. No escaba lo que me decía, sabía que me intentaba tranquilizar, pero lo escuchaba lejano, como si estuviera dentro del agua. Pero por fin pude escuchar con claridad.

-Mia, escúchame. Todo va a salir bien ¿Entiendes? –Lo volví a ver-.

-Mi padre está grave... ¿Cómo puedo entender eso?

-Él va a estar bien ¿Sí? Son cosas que pasan. Pruebas. –Habló tranquilo e intentando transmitirme eso pero no lo lograba, lo único que podía hacer era llorar y rezar porque mi papá se mejorara y no muriera, ya que es la segunda vez que le da un infarto en dos años-.

Al llegar al hospital, fui corriendo a urgencias y pregunté por Thomas Blair. Me llevaron a la sala de espera y vi a mi madre llorando y a Kian abrazándola. Me detuve y Jane llegó a mi lado y también me abrazó. Le pregunté por Ethan y dijo que se quedó en el auto con Nick y que iba a dejárselo a Megan para luego regresar.

°

Al cabo de unas tres horas y media, seguíamos sin tener noticias de mi padre, los ojos me ardían y la cabeza me retumbaba con cada movimiento que hacía. Ethan y Kian se encontraban a mi lado. Ethan había hablado con Kian y seguramente le había explicado lo del otro infarto que le había dado en año pasado.

Llegó un doctor y mencionó nuestro apellido. Kian se puso de pie.

-El señor Blair está en recuperación y solo la familia puede ir a verlo de uno en uno. Cinco minutos y por favor no lo alteren ni hablen muy fuerte.

Kian y yo volvimos a ver a mi madre y ella asintió levantándose y siguió al doctor.

-Gracias por estar aquí, Ethan. –Dije sin mirarlo-.

-No hay de qué. No me agradezcas.

-¿En serio crees que lo supere igual que el año pasado?

-Claro que sí, es muy fuerte. Y sí, sé que está vulnerable, pero va a estar bien, será lo que Dios quiera.

-Así es. –Asentí y mis ojos se cristalizaron de nuevo-.

Lo abracé y lloré nuevamente en silenció, besó mi cabeza y me frotó la espalda.

-Él va a estar bien, tú vas a estar bien.

|Narra Ethan|

Kian me miró mientras abrazaba a Mia e intentó una sonrisa y asintió con la cabeza. Le sonreí de vuelta.

Papá de Repuesto.¡Lee esta historia GRATIS!