-¿Y ese poncho? -señalé a una mujer que estaba cerca, ese solía ser de Daryl, pero había pasado a manos de Maggie.

Al no obtener respuesta, apreté más el agarre.

-Rick...- susurró Daryl mientras alzaba la vista hacia lo alto del edificio, nos estaban apuntando, maldición.

-¡Corran!- ordené para luego soltar a aquel tipo y salir corriendo con los chicos pisandome los talones, balas se hicieron presentes en la situación, solamente que nos apuntaban a los pies y no al cuerpo.

Ellos no querían matarnos y no sabia porqué.

-¡No tienen escapatoria, dejen de correr y no morirán!- nos gritó Gareth, gruñí, el tenía razón.

-Vamos.- les susurré a Daryl para luego voltearnos y quedar cara a cara nuevamente con Gareth.

-Muy bien, así me gustan, listos.- sonrió, algo no iba bien, ellos tenían a nuestra gente, sabía que la tenían- Ahora, hagan una fila, de espaldas a mi.- ordenó, miré a los míos asintiendo con la cabeza, debíamos hacer lo que nos ordenaba.

Nos giramos lentamente, frente a nosotros habían contenedores gigantes.

-Ahora, el que sea nombrado va a entrar al contenedor, sin pretextos o doy la orden para que los maten.- suspiré, esto no podía ir más mal.- Bien, samurai, vas primera.- Michonne comenzó a caminar hacia el contenedor, antes de entrar se giró hacia nosotros y asintió con la cabeza.- Ahora, líder, vas tu.- gruñí, no quería dejarlos solos.

-No, no dejaré a mi hijo.- le hablé, sentí un jalón en mi brazo así que me giré hacia allí.

-Yo lo cuidaré.- susurró Daryl.

-Aquí mando yo, líder, así que, ve entrando o tu querido hijo no contará el cuento.- asenti hacia Daryl y caminé hacia el contenedor, al entrar todo estaba oscuro, me quedé pegado a la puerta esperando que Carl, Beth o Daryl entraran.

Daryl's POV.

Rick entró al contenedor, me quedé allí parado esperando mi turno.

-Bien, ahora, vas tu vaquero, lentamente.- volvió a escucharse la voz de Gareth, Carl me miró a los ojos asustado, le sonreí de lado haciéndole un gesto de que fuera- Ahora la rubia.- escuché, Beth comenzó a caminar lentamente sin mirarme y antes de que ella siquiera estuviese cerca del contenedor, Gareth habló otra vez.- Ahora es tu turno, campesino, entra lentamente.- y no tardé mucho en comenzar a caminar, si seguía escuchando su asquerosa voz sería capaz de matarlo y eso no sería de gran ayuda.
Seguí el camino de Beth, cuando ella entró, entre yo, a los segundos de haberlo hecho, la puerta se cerró bruscamente, dejándonos a oscuras.

-¿Están bien? -preguntó Rick, lo oía cerca de nosotros así que asenti, aunque me di cuenta que era medio imposible que me viera en la oscuridad, así que hablé.

-Si, sólo nos han hecho pasar.- hablé sentandome en el piso.

-¿Rick...?- preguntó una voz en la oscuridad, a estas alturas mis ojos ya se habían adaptado a esta misma así que pude divisar una sombra detrás de nosotros.

-¿Glenn? ¿Eres tu? -preguntó Rick, alguien encendió un encendedor y este mismo alumbró todo el contenedor.

Mis ojos se abrieron de par en par al ver a Bob, Sasha, Maggie, Glenn....Jill y otras personas que no conocía.

Me levanté rápidamente, al igual que Jill, quien estaba llorando.

-Ven, cariño.- susurré, aunque en todo este silencio, sabía que todos me habían escuchado, no tardé mucho en tener a Jill en mis brazos, besé su cabello desesperadamente.

-¿Estas bien? ¿Te hicieron daño?- pregunté asustado, no sabia de lo que eran capaces esos imbéciles.

Ella negó con la cabeza rapidamente- No nos han hecho nada...¿Tu estas bien? -su voz sonaba muy apagada, se notaba a leguas que estaba sumamente cansada.

-Si, cariño, ven, te ves demasiado cansada, debe ser este pequeño.- sonreí señalando a su vientre, el cual, no se veía abultado, tal vez por la campera que llevaba puesta.

El rostro de Jill cambió radicalmente, soltandose de mi agarre, frunci el ceño inmediatamente y levanté la vista para ver a Glenn.
Este estaba mirando hacia aquí casi con la misma expresión que Jill.

-¿Le ha pasado algo? ¿Que ha ocurrido? -pregunté, quizás alguien le había hecho daño, como aquel tipo en la prisión.

-N-nada.- negó Glenn con la cabeza mientras se acercaba a Maggie, la cual acariciaba el cabello rubio de su hermana.

Suspiré- ¿Estas bien? Sabes que puedes decirme lo que sea, cariño, ¿han sido ellos?- señalé a los dos hombres que estaban sentados allí, con una mujer al lado y yo no los conocía en absoluto.

-Ni siquiera nos señales.- habló la chica.

-No, no han sido ellos, todo lo contrario, ellos nos han salvado. Tara y yo no teníamos fuerzas para cargar con Glenn cuando este se desmayó...ellos nos ayudaron.- sonrió mientras señalaba a una chica cerca de ella, creo que ella era Tara.

-Mucho gusto.- sonrió la chica mientras alzaba el puño, armé mi mano en un puño y choqué contra el de ella, que chica más extraña.

Jill se acurrucó contra mi pecho.

-¿Crees que podremos salir de aquí? -susurró, antes de poder contestarle, habló Rick.

-Ellos no saben.- suspiró mientras recargaba su cabeza contra la puerta del contenedor.

-¿No saben que? -preguntó el hombre de bigote, del cual no sabia aún su nombre.

-Que se han metido con las personas equivocadas.- gruñó Rick mientras golpeaba con su puño la puerta.

Jill se removió entre mis brazos, ella tenía miedo...pero yo no dejaría que nadie le hiciera daño, ni a ella ni a mi hijo.
Coloqué mi mano en su vientre, y cerré los ojos para intentar descansar de todo lo que estaba ocurriendo.

Sin darme cuenta, que allí, ya no estaba aquel bultito.

Espero que les guste, el capitulo lo he subido desde la casa de mi novio ya que me he quedado sin internet *llora* aun así no las dejaré sin capítulos, trataré de subir cada día.

Las adoro, gracias por su apoyo linduras♡

PD: Perdonen si han faltado muchas cosas de la serie, lo he hecho con pura imaginación y lo que recuerdo que ha pasado...ya que al estar sin internet ni he podido mirar el capítulo de la serie para saber con exactitud los diálogos y como pasan las cosas.

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!