Capítulo 20: loveofmylife

11.6K 746 731

SUMMER P.O.V.

Rubén besaba mi cuello mientras me deshacia de sus jeans en la habitación.
No dejó de tocarme camino a casa y creo que el taxista alcanzó a verlo. Yo lo ignoré enviando mensajes a mis amigos informándoles que tenía un nuevo número.

Pero al llegar a casa los besos y caricias de Rubén me volvieron loca, como siempre.

No había mejor manera de terminar nuestra primera navidad juntos. Primera de muchas.

- Te amo, te amo, te amo. - decía Rubén mientras ahora yo besaba su cuello.

El me ayudó a quitar por completo sus jeans y su camiseta. Yo aun llevaba puesto el vestido que supuse, ya estaba muy arrugado.

Me giró para ponerse encima de mi y no perdió el tiempo en besarme rápido y tocar mis piernas de arriba a abajo.

Abrió mis piernas y me dejó sentir su ereccion, el realmente estaba demasiado excitado hoy.

Sus besos eran salvajes y mi pecho subía y bajaba rápido. Intenté quitarme el vestido pero me lo impidió.

- Déjatelo puesto. - dijo con la voz ronca y me reí.

Así que eso era, el vestido le ponía demasiado.

Sus toques me hicieron cerrar los ojos de puro placer mientras nos deshicimos de nuestra ropa interior.

Mi pulso estaba sobrenaturalmente aumentado mientras pensaba que lo necesitaba, ahora ya.

Mordió mi cuello probablemente dejando un par de marcas que luego intentaría borrar, mientras seguía tocandome de arriba a abajo.

Llevé mis manos a su cuello acariciandolo y tomando un poco de su largo cabello.

Cuando nuestras partes íntimas me volví loca. Me di cuenta que las últimas semanas ni siquiera tuvimos tiempo para estar juntos, así. Yo me la pasé estudiando para los exámenes finales y estuvo el tema de mi hermana y demás.

Realmente lo necesitaba.

Empujé su pecho hacia atrás poniéndome a horcajadas sobre él y junté nuestros labios ansiosa.

Rubén estiró una mano a su mesa de noche haciendo malabares, mientras yo no dejaba de jugar con nuestras lenguas.

Mordí su labio un par de veces recibiendo gruñidos fuertes de parte de Rubén que me gustaron demasiado.

- Date prisa. - dije.

Y así lo hizo, se puso el condón en tiempo récord y entró en mi. Mis ojos se cerraron y solté un grito.

- Tenemos vecinos. - dijo Rubén poniendo una mano en mi boca y yo reí.

La manera en la que nuestros cuerpos se movían y sabían perfectamente dónde encajar era genial.

Nos bañó una pequeña capa de sudor y el cabello de Rubén caía hacia adelante por lo largo que estaba.

Sus manos estaban entrelazadas con las mías mientras su boca besaba mi cuello y yo tiraba la cabeza hacia atrás de puro placer.

Rubén decidió finalmente quitarme el molesto vestido y nuestros pechos desnudos se juntaron haciéndome sentir fuerte el latido de su corazón acelerado.

Fue ahora mi turno de dejar besos en su cuello, mejillas y boca.

Llevé mi boca a su oído y le susurré.

- Te amo infinitamente Rubén. - dije despacio.

Creo que mis palabras causaron algo en el porqué sus movimientos aceleraron y ya me sentía a punto.

¿Quién dijo que sería fácil? - 2ª Temp. ¡No Te Soporto! ElRubiusOMG¡Lee esta historia GRATIS!