Capítulo 49- Maratón 3/4

2.8K 251 30

Daryl's POV.

Habíamos estado vagando por el bosque todos estos días, sólo habían sido tres días pero en esos días habían pasado varias cosas.

La primera cosa había sido que descubrimos una cabaña, si, muy segura. Pero todo se echó a perder por un perro, así que tuvimos que huir de allí.

Ahora, Beth y yo éramos parte de un grupo, y vaya grupo.

Todos eran unos idiotas y desde que nos habían encontrado, no había pegado un ojo en toda la noche, como tampoco había despegado mi vista de Beth ya que todos ellos eran hombres y por una extraña regla hecha por su líder, todo lo que agarraban primero era de ellos.

Así que por ninguna razón dejaría a Beth sola ni por un segundo, temía que alguno de esos sucios depravados pudieran hacerle daño.

En cuanto a mi pequeña Jill....uf, ha estado presente en todos y cada uno de mis pensamientos, mentiría si dijera que aun tengo esperanzas de encontrarlos con vida a ella y a mi hijo.

Beth, quien se ha enfadado conmigo varias veces por este tema, dice todo lo contrario a lo que digo yo, ella cree que aún están vivos todos y, de alguna manera, quiero creer lo mismo....pero no puedo.

Habíamos pasado la noche con estos tipos, pensaba marcharme junto a Beth cuando estuviesen durmiendo.
Aunque todavía no habíamos hallado un lugar para dormir, ya que los susodichos aún buscaban al asesino de un compañero suyo.

Y vaya que estaba en deuda con quien sea que fuese aquel asesino, ya que de no ser por él, tendría a otro como ellos que soportar, y vaya que eran insoportables.

-¿Daryl...? -me dijo Beth acercándose casi tambaleando hacia mí, la miré extrañado.

-¿Te hicieron algo? -rápidamente pregunté, no me perdonaría jamás si le llegasen a dañar.

Aun así iba caminando delante mío así que yo veía todos sus movimientos y por ahora nadie le había hecho nada.

-No, no, se que sonará tonto pero...tengo un mal presentimiento sobre esta búsqueda.- susurró más cerca de mi, por miedo a ser escuchada diciendo aquello.

Asentí hacia ella.

-No hagas caso a esas cosas, nunca sucede nada.- si que sucedían, y sí que creía en aquellas cosas, pero aun así no hablaría ni loco. No quería preocuparla.

Beth asintió nada convencida y comenzó a caminar nuevamente delante de mí, y así hasta que Joe, el líder de los bandidos, diera la orden de parar ya que las supuestas huellas las cuales perseguían terminaban allí.

-Joe, si no te importa, nos quedaremos aquí.- señalé a Beth y luego hacia donde quería quedarme, no quería participar en lo que sea que le harían a aquel tipo.

-Oh, si así lo prefieren, aunque saben que se están perdiendo una gran diversión- nos dijo-, hay una mujer y creo que tiene una amiga.- agregó mientras hacía un repugnante ademán con las manos, asco era lo único que daba.

-Ven, nos quedaremos aqu--

Fui interrumpido por un grito, se parecía mucho a....no, debía ir a ver si eran ellos.

-Es Carl.- susurró Beth a mi lado, asenti.

-Quiero que te escondas y tengas cuidado, iré a ver si son ellos, ve.- le dije y observé cómo se escondía detrás de un árbol.

Caminé hacia donde provenían los murmullos y si, se trataba de Rick, Carl y Michonne.

-¿Qué sucede Daryl? ¿Decidiste unirte? -preguntó Joe mientras sonreía apuntandole en la cabeza a Rick, Michonne estaba del mismo modo...Y Carl, el estaba tirado en el suelo con un asqueroso gordo encima de el.

-Déjenlos, son buenas personas.- les dije mientras me acercaba un poco.

-¿Qué dices, muchacho? -preguntó Joe sin creer lo que estaba diciendo.

-Si quieren sangre, tomen la mía, pero dejenlos en paz.- pedí a la vez que miraba a Rick a los ojos.

-¿Oyeron muchachos?- Joe habló dirigiéndose a sus estúpidos y enfermos compañeros- Mira, Daryl, una de las reglas es no mentir...Y este hombre ha asesinado a nuestro amigo, pero tú dices que es una buena persona, dime ¿Cómo es eso? -preguntó otra vez- Ya saben lo que se les hace a los mentirosos, muchachos.- en ese instante sentí como me jalaban y me tiraban al suelo para luego golpearme, no iba a suplicar por mi vida, no lo haría.

Al cabo de unos segundos, un estruendo se hizo presente en todo el lugar, los tipos que me tenían agarrado fueron alejándose de mi para prestar atencion a lo que sucedía, fui más rápido y agarre mi ballesta, para luego clavarles una flecha a cada uno, el ultimo cayo al suelo con un disparo en el craneo, cortesia de Michonne.

No me había dado cuenta de lo sucedido hasta que me acerqué hacia ellos, Joe estaba tirado en el suelo, con una gran herida en su cuello, Carl era abrazado por Michonne y Beth, y Rick...el estaba sentado contra un auto, suspiré y me acerqué hacia el, tendiendole mi pañuelo.

Rick negó con la cabeza- Estoy bien.- respondió.

-Eso es porque tu no te ves, yo si.- le dije y el sonrió para luego aceptar mi pañuelo y limpiarse la sangre de la boca, yo me senté a su lado.

-Se...se que lo has hecho por todos nosotros- le dije-, no creas que has hecho mal, porque no es asi....yo haría lo mismo.

-Los encontraremos, Daryl, te juro que lo haremos.- contestó refiriéndose a Jill, asenti mientras mi garganta se secaba, la extrañaba demasiado- Eres mi hermano, Daryl, lo eres.

Me giré hacia el para mirarlo mejor, sonreí, como no lo hacía desde que estaba con Jill.

-Y tu el mío, Rick, y tu el mío.- termine susurrando para luego mirar hacia Carl, al cual se le caían unas cuántas lágrimas.

Sólo espero que estés bien, pequeña, porque te encontraré, juro que lo haré.

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!