Capítulo 24: Festival Deportivo

Comenzar desde el principio

—Kohina, ¿vamos a ver? —le pregunté. Asintió moviendo la cabeza, caminamos hasta la cancha de béisbol y nos sentamos en una banca que había al frente.

—Hola chicas —saludó Misako— ¿Van a participar en béisbol? —preguntó sentándose a nuestro lado.

—No, solo estamos viendo. Por cierto, ¿sabes quién participará de nuestro equipo?

Ella sonrió. —Si, yo. Ya es mi turno, deseenme suerte. —dijo y se marchó.

Se posicionó en el lugar del bateador, agarró con seguridad el bate y miró fijamente a su objetivo: la pelota. La chica del equipo blanco lanzó la pelota y fue cosa de segundos cuando vimos la pelota volando lejos en el cielo, Misako inmediatamente corrió hasta llegar a la primera base, otra chicas que habían quedado atrapadas aprovecharon para terminar de pasar todas las bases.

—¿Eh? ¿No va a parar en la segunda base?

—¡Rapido, la pelota! —gritaban entre todos.

—No lo logrará. —murmuraron algunas compañeras, la pelota estaba muy cerca y Misako se veía aún lejos, cerré los ojos esperando el resultado, hubo un corto silencio y mucha tierra en el aire.

¡Safe! —gritaron, al instante se escucharon gritos de felicitaciones por parte de nuestro equipo.

Me acerqué hasta Misako y le di un abrazo. —Bravo, Misako. ¡Estuviste genial!

Ella me correspondió el abrazo. —¿Qué puedo decir? Soy buena en béisbol. —se alagó.

—¡Oigan, oigan! ¡Esas dos chicas rivales mías! —dijo una voz femenina. Volteamos al mismo tiempo y nos encontramos con nada más y nada menos que: Nagisa Arima.

—¡Oh, Nagisa! ¿Viste mi maravilloso safe? —bromeó Misako.

—Claro que lo vi. Como se esperaba de mi mejor amiga —alardeó Nagisa haciendo un ademán moviendo su cabello.

—Así que eres del equipo blanco, ¿eh? 

—Si, me separaron de mi dulce mejor amiga y de mi darling, ¿no es eso cruel? —se puso la mano en el corazón fingiendo estar herida. Esperen, dijo ¿Darling?

—Espera un minuto. Dijiste ¿Darling? ¿Tienes novio? —inquirí alzando una ceja.

Ella me miró extrañada. —Si, ¿No te lo había dicho?

—No, para nada.

—Ah, cierto. Se me olvidaba que estamos en diferentes clases. Es Goro Ichijou.

Abrí los ojos como platos. —¿Goro? ¿El mejor amigo de Eiji, el novio de Misako?

—Sip, así es. —compuso ella sonriendo— ¿No es genial? El mejor amigo del novio de tu amiga es tu novio.

—Si, supongo que si lo es. Felicidades —sonreí.

—Gracias~. Oigan, cierto, ya se me había olvidado. Las llamaba para decirles que ya se empezó el partido de fútbol de los hombres. ¡Vamos a verlo! —exclamó Nagisa.

¡¿Comprometidos?!¡Lee esta historia GRATIS!