ocho

151 6 0

-¿Qué pasó?¿Quién te hizo llorar?-preguntó una vez que ambos estuvimos en el bus de Simón.-¿Quién te lastimó, Uma?

Busqué respuestas a sus preguntas pero solo me encontré con preguntas nuevas. Dejé que mi cabeza cayera sobre su pecho mientras él me sostenía contra su cuerpo con fuerza y delicadeza. Se recostó sobre la cama, sin soltarme y me deshice de su camiseta con lentitud, sin decir absolutamente nada. Abrí mi mano sobre su pecho desnudo y coloqué mi oído sobre su corazón, escuchándolo.

-Nena, estás asustándome.-murmuró y apartó el cabello de mi rostro.

-Harry,-susurré.- estoy muy cansada de que todos vivan por mi. Me gustaría poder elegir. Quiero... Harry, todos me pasan como si no valiera nada.-mis ojos se llenaron de lágrimas y trepé hasta ocultarme en su cuello.- Liam firmó un contrato en el que renuncia a mi. Mi hermano me casa y me separa a su gusto. No me hagas eso vos también, dejame elegir. No dejes que él haga lo que quiera con nosotros, no dejes que nos separe, no dejes... Por favor, no ahora que te quiero y siento que al menos, con vos, todo va a estar bien.

-Hey, hey.-murmuró, acunando mi mejilla.- Tranquila, mi amor. Liam y tu hermano son dos idiotas. Y no quiero que lo niegues, los dos lo son. Pero no voy dejar que vuelvan a lastimarte. No voy a permitirlo. Y si nos quieren separar, nos escapamos. Nos vamos lejos de toda esta mierda, lejos de ellos, lejos de todo.-hizo que lo mirara y me besó con suavidad.- Te lo prometo.

-Gracias.-susurré y volví a besarlo.

-Sabes que apenas salga de este bus voy a ir a golpear a Liam, ¿cierto?-preguntó.

-No lo vas a hacer porque vas a salir para la hora del concierto.-murmuré bajito y volví a besarlo.

-¿Cómo vas a mantenerme acá tanto tiempo?-preguntó divertido. Reí y metí mis manos en su pantalón, apretándole el trasero. Gruñó sobre mis labios y volteó, quedando sobre mi.-Me volves loco.

...

Harry se veía animado sobre el escenario. Me gustaba verlo así. Permanecí sentada junto a Simón y dejé que me abrazara mientras él también sonreía. Entonces fue cuando se confundió la letra y Simón se rió aún más.

-Discúlpenlo.-dijo Liam.-Estaba demasiado ocupado robándome al amor de mi vida como para ir al ensayo.

-Yo no fui el que firmó un contrato.-dijo Harry, enojado. El brazo de Simón se tensó y yo miré a ambos atónita.

-Yo no dejé embarazada a la novia de uno de mis mejores amigos.-estalló Liam.

-Yo tampoco.-dijo Harry.

Entonces Liam se volteó con rapidez y clavó sus ojos en mi. Abrí la boca pero no pude decir nada, Simón se puso delante de mi y todo el público guardó silencio.

-Esto se termina acá.-dijo Liam.-No vas a seguir haciendo esto, Zayn. Amo a tu hermana. Era mi hija. Me negaste a mi hija. ¡Era mi hija!-los micrófonos se apagaron y Liam se abalanzó sobre Zayn.

Corrí sobre el escenario e intenté separarlos pero Harry me rodeó con sus brazos, alejándome de ellos. Louis se aproximó y tomó a Liam. Presioné las manos del joven de los ojos color esmeralda y él me pegó más a su cuerpo, haciéndome voltear y ocultarme en su pecho. Todo era un desastre. Las fans no entendían nada, los de producción estaban arrancándose los pelos, Liam lloraba, Zayn gritaba y Harry se mantenía en posición de ataque a la vez que me mantenía lo más cerca posible. Mordía mi lengua con fuerza, intentando que los sollozos no escaparan de mis labios. Pronto sentí el sabor de la sangre y una mano me hizo voltear a la vez que Harry me tomaba con más fuerza.

-Eso es lo que querías decirme. Cada vez que te callaba, que te decía cosas que te lastimaban. Solo querías contarme la verdad. Uma...

Entrelacé mis dedos a los de Harry y él comenzó a retroceder sin soltarme. Bajamos del escenario y Simón asintió en dirección a mi marido. Me tomó firmemente y caminó con rapidez.

-Nos vamos.-me dijo, mientras juntaba mis cosas y las suyas. No dije nada y él volteó a mirarme.-Nos vamos ahora, Uma. 

Asentí y lo ayudé, en silencio, abrumada, perdida, aún sintiendo el sabor a sangre en mi boca. Subimos a un auto que había aparcado fuera y, antes de que él cerrara la puerta, me invadieron las nauseas y vomité toda la sangre que había en mi boca, logrando que él se sobresaltara. Me tomó, sacándome del auto sin pisar la sangre y acunó mi rostro, lucía aterrado. Vi a Niall a lo lejos, lucía igual de aterrado. Corrió hacia nosotros y subió al auto.

-Tenemos que ir a un hospital.-dijo y Harry subió conmigo en brazos al asiento trasero.

Lucía tan asustado que no podía lograr reconocerlo completamente. Puse mi mano en su mejilla y él besó mi frente para luego recostar la mejilla sobre mi cabello. Metí mi mano bajo se remera y la estiré sobre su piel, sintiendo el latido acelerado de su corazón.

-Te amo.-susurró con la voz rota.- Perdón, pero esta vez no te voy a dejar elegir, tenemos que irnos. Vamos a desaparecer unos días. Él no tenía que saber lo de Scarlet. Perdón por ponerte en peligro. Perdón por volver a ser quien lo arruine. 


Una historia diferente.Where stories live. Discover now