Capítulo 43

3.8K 278 67

Daryl's POV.

Reí, si, yo reí.

Glenn me acababa de contar una anécdota de Jill y el, si que tenían una vida divertida antes de todo esto.

-Deja de reírte.- gruñó Jill mientras acariciaba su abdomen, sonreí.

Jill solía tener la piel contra los huesos, realmente se notaba en ella el embarazo, aunque debía tener tres meses y el bebé era pequeñito.
Su pancita era un pequeño bulto, notable para nosotros que estábamos acostumbrados a ver a una Jill delgadísima.

-Lo siento cariño.- le sonreí cariñosamente mientras iba hacia ella y besaba sus labios, sentí un sonido de asco proveniente de Glenn y rodé los ojos, como si él no se besara con Maggie.

Había pasado tan sólo un día de haber sabido el asesinato de Carol, aun así transcurría todo normal, casi nadie notaba su ausencia o fingían no hacerlo.
Todos menos dos pequeñas, que habían quedado al cuidado de Carol, lastimosamente para ellas no sólo habían perdido a su padre, sino también a su nueva madre.

-Iré hacia la celda.- avisó Glenn, Maggie asintió hacia él sonriendo.

-Ve, trata de dormir un poco.- le sonrió mientras dejaba un beso en sus labios, Jill y yo como si estuviéramos sincronizados hicimos el mismo sonido que él había hecho segundos antes, recibiendo un dedo medio, reí.
Glenn se alejó de nosotros para ir hacia su celda, aún tenía que descansar, estaba débil.

-¿Por qué tardará tanto papá?- murmuró Maggie más para ella que para nosotros, Jill frunció el ceño.

-No lo se ¿Crees que debamos ir a buscarlo?- preguntó Jill preocupada.

-No, no, tu tranquila, fue con Michonne, estoy segura que ella lo cuidará.- sonrió calmandola aunque me sonaba más a que no quería preocuparla como ella lo estaba.

-Si, tienes razón.- asintió no muy convencida Jill, besé su frente y cuando iba a levantarme de la silla unos gritos en el patio me hicieron tensar.
Luego de eso se escuchó una explosión cerca de aquí.

-Quédate aquí Jill.- ordené.

-¿Qué? ¿Por qué?- preguntó a lo que miré a Maggie, ella también se había levantado y ya había comenzado a caminar hacia la salida.

-Hazme caso por una vez en tu vida, quédate aquí.- ella asintió con la cabeza mirandome con ojos asustados y salí corriendo afuera.

Mis ojos no creían lo que venían, ese gran hijo de puta.

El gobernador estaba encima de un tanque y esta vez, sabía que no corríamos con la misma suerte de antes, ahora todo era diferente.

-¡Acércate Rick! -gritó el gobernador- ¡Sólo quiero charlar!

Miré hacia los lados y observé a Rick mirándome con expresión preocupada.

-¿Qué hago? -preguntó, su pregunta me tomó con cierta sorpresa ya que nunca me había preguntado sobre algo que él debiera hacer.

-Ve, estaremos aqui.- murmuré, aunque ya había tomado esa opción ya que había comenzado a caminar alejándose.

Caminé con cautela hacia donde estaban todas las armas, tomé el gran balde y comencé a arrastrarlo hacia donde estaban todos los demás ya posicionados observando lo que ocurría.

Me acerqué hacia Maggie, y golpee levemente su brazo con un rifle, se giró hacia mí y me miró asistiendo.
Procediendo los pasos anteriores les pasé armas a todos los que estaban a mi alrededor.
Beth no estaba con Judith, algo extraño...quizás la había dejado de paso con Jill.

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!