Falta poco para escapar.

1.8K 116 3

Mire de un lado a otro, tratando de que nadie me observará. Mientras caminaba, sin darme cuenta alguien me jaló y me metió en un salón. Me estrelló contra la pared y me acorraló. Mire a la persona asustada y Connor parecía divertido.

-Mantente en silencio -murmuró, mire a todos lados nerviosa por la cercanía de Connor. Respire su aroma, era simple lavanda, jabón y cigarro con menta. Fumador-. Cuando te diga, vas a correr. Con toda tu fuerza y evita los lugares sin salida -dijo, asentí y Connor salió del salón-. ¡Hijos de puta! ¡Alisson sal por la ventana! -escuche disparos. Me asusté y siguiendo la indicación de Connor corrí a la ventana.

-¡No dejen que escape! -gritó alguien. No queriendo que el miedo me domine salí por la ventana. Aunque está un poco levantada del suelo y tengo piernas cortas. Por ende es normal que no alcance el suelo y me caiga. Me queje al golpearme con el suelo.

Pero no queriendo que me atrapen me levanté como pude y corrí. Corrí tan rápido como Connor me aconsejó. Escuché disparos detrás de mí, chille pero eso no evitó que siguiera corriendo.

Antes de que llegara, alguien me jaló y me estrelló contra un árbol. Me revolví asustada, pero la persona me abrazó.

-Están muy cercas. Debes correr. Ve entre los árboles. Sabes a dónde llegar -asiento insegura, pero ya tengo miedo. Darren se alejó y me besó, pero fue un beso corto y salió de su escondite.

Corrí y luego de unos minutos en silencio escuché disparos y quejas. Darren.

Cerré los ojos con fuerza y continúe corriendo.

No importaba cuanto había pasado de tiempo, seguía escuchando disparos. No sabía si eran a mí o a alguien más. Nada me evitó que continuará corriendo. Llegue al lugar acordado, logré escalar el árbol y quitar un pañuelo rojo. Volví al suelo y muchas personas me apuntaron con sus armas.

Levante los brazos en señal de rendición.

-Creo que hoy no -dije y enseñé la pañoleta. Bajan sus armas y se quejaba, mientras yo me río de las caras de decepción de Ethan y Derek.

-¡¿Qué clase de equipo somos si una chica nos ganó?!

-¡Fue culpa de Connor, animal!

-¿Mi culpa? No estoy seguro de eso -dijo el mencionado mientras se acercaba divertido a mí. Me abrazó de lado y gritó-. ¡Ganamos hijos de puta, ganamos! -victorio Connor burlándose en sus caras. Puse los ojos en blanca y Derek golpeó a Ethan-. ¿Y Darren? -preguntó Connor mirando alrededor.

-El idiota de Ethan le dió en las pelotas -Connor hace una mueca de dolor.

-Bueno, querida Alisson. ¿Qué es lo que quieres hacer para celebrar nuestra victoria? -van llegando algunos chicos de diferentes edades.

Mire a Connor y estaba llenó de pintura. Cada cierto tiempo se celebra la unidad del colegio, prolongando un juego, tipo gotcha. De nuestro equipo pocos están pintados.

-¿Por qué es culpa de Connor? -pregunte interesada. Derek me miró confundido.

-Porque se sacrificó por ti. Para que no encontramos empezó a disparar como loco y nos entretuvo lo suficiente para que pudieras escapar -lo mire y me sonrió.

-Sin duda alguna, Alisson. Yo me sacrificaría por ti. Yo daría mi vida por ti -me guiñó un ojo y todos se rieron.

-Maldito bastardo con suerte.

-¿Qué pasó? ¿Hicieron esclavo al piche? -preguntó Melissa al llegar con nosotros. Se veía mejor luego de cuatro meses en rehabilitación. Su cabello estaba largo y trenzado, llevaba el uniforme del equipo rojo (los perdedores) y un casco que ya se había quitado.

Una Chica Más. #1 Trilogía TheUselessDonde viven las historias. Descúbrelo ahora