*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo 41

223 17 8

Y pase lo que pase y pese a quien le pese ahí estaba yo,en la puerta del box de Marussia en el alucinante GP de Italia.

-Hola,¿Necesitas ayuda?-un mecánico con la camiseta del equipo me recibió con una cálida sonrisa.

-¿Me puede llevar con John Booth,por favor? Necesito hablar con él.

-Por supuesto señorita Wolff. Sígame.-me abrió la puerta para pasar y sucesivamente subimos unas escaleras que nos llevaron a un pasillo lleno de puertas.- Voy a llamarle,espere aqui.

Cuando el mecánico se hubo ido no pude evitar pensar que que irónica era la vida,los que menos tienen,son los que más bien tratan a los demás y los que más sonrientes y felices eran.

-Pase.-se despidió de mi con otra gran sonrisa y tocándome el pelo cariñosamente.-Ha hecho un gran trabajo con su equipo.

-Muchas gracias.-me reí mientras entraba a la que sería la habitación del jefe de Marussia,que estaba sentado frente a un ordenador.

-Bienvenida a esta humilde pequeña familia.-me sonrió John y me ofreció asiento.Yo aproveché para darle mi currículum.

-¿Y esto?-sonrió mientras lo miraba con atención.

-Vengo con la intención de formar parte de esta pequeña gran familia.-sonreí orgullosa. Él se sentó de rodillas enfrente mía, girando varias veces la cabeza,como si no se lo pudiese creer.

-Pero niña,vienes de hacer un trabajo estratosférico en el mejor equipo,nosotros no tenemos nada que ofrecerte. Ni siquiera un buen sueldo...-se lamentó.

-Si es por el dinero no se preocupe,voy a trabajar gratis.-John abrió mucho los ojos y se quedó callado un momento.

-¿Por qué Marussia?-me interrogó.

-Porque cuanto más nos ayudemos entre nosotros más cerca tendremos la victoria.-me abrazó emocionado.

-Muchas gracias de verdad,lo estamos pasando bastante mal con todo. Tu ayuda es caída del cielo.-en sus ojos se divisaban numerosas lágrimas.-¿Qué te parece ser conmigo la directora de este equipo? La verdad es que necesito mucha ayuda.

-¿Directora? Eso es mucho.-ahogué un grito sin parar de sonreír.-Pero claro que acepto,sería un gran honor.

-Perfectísimo.-me acompañó hasta la salida y caminó conmigo por el largo pasillo.- Si quieres puedes empezar a trabajar en el GP de Singapur y esta carrera quedarte en este box para ir conociendo a la gente y saber como funciona todo. Aquí tienes unas cuantas camisetas.

-¿Sabes qué? Me pondré una ahora mismo, mañana veré la clasificación aquí entonces.-nos abrazamos una vez más y salí del box con una gran sonrisa.

Al salir de ahí, me crucé con Mery que no tenía muy buena cara.

-Hola Mery,¿Te ocurre algo?-le acaricié la mejilla.

-No,pero he notado estos días que Nicole está llamando mucho a Lewis y ahora como somos pareja pues...-al decir pareja la morena no pudo evitar sonreír.

-Ya sabes como es Nicole,a Sacha le dejó de una manera pésima...-la abracé por el hombro.-Te acompañaré a verle,que yo también voy a ver a Nico.

-Está bien July,me alegra saber que lo vuestro va bien.-dijo mientras caminábamos,cuando dijo lo de que lo nuestro va bien no pude evitar sonreír menos,ya que me había mentido con lo de Alain el otro día...-Un momento...¿Y tú que haces con una camiseta de Marussia?

-Trabajo para ellos ahora, es una larga historia.-me reí y la abracé.-Bueno,voy a ver a Nico. ¡Chao amor!-me dirigí hacia la habitación de Nico como Pedro por su casa,aunque pude sentir las miradas de la gente de Mercedes por mi camiseta.
Estaba tan absorta en mis pensamientos que se me olvidó llamar y entré en la habitación de Nico encontrándomelo sin camiseta viendo la televisión.

-¡Juliet!-gritó y me abrazó con fuerza-¿Por qué no has contestado mis llamadas? ¿Estás bien? ¿Y esa camiseta? Bueno en realidad no me cuentes,ya nos lo ha contado Toto...

-Que bien entonces.-me senté en su cama sin mirarlo a la cara, no me podía creer que creía que estaba enfadada solo con Toto.

-Pero cariño,sé que estáis muy unidos,ya le he dicho que te tiene que pedir perdón-me acarició la mejilla y no pude evitar sonreír un poco,madre mía,este hombre me trae loca.-Además sigues estando muy sexy con la camiseta de Marussia...y estás sexy tú en general...y...

-Cállate y bésame.-la seriedad con la que dije eso hizo que Nico empezara a devorar mis labios en cero coma.

En escasos minutos,apenas ya teníamos ropa y los besos eran más rápidos,con más necesidad.
Pero cuando Nico se disponía a quitarme el sujetador me aparté dejándole totalmente desencajado.

-Oye oye,¿Qué pasa?-vino hacia mí molesto.

-Que te pasa a tí,¿Por qué no fuiste sincero conmigo? Si no tuviste tiempo para hablar con Alain sobre lo de mi padre me lo hubieras dicho,sabes que lo hubiera entendido Nico.

-Yo...bueno...-Nico se quedó pensando,pero finalmente dijo.-No quería decepcionarte porque eres lo más importante para mí.

-¡Pero yo no me hubiera enfadado ni nada Nico!-le di un golpe en el pecho y le besé suavemente los labios.-Que te amo igual,porque tú nunca me engañarías ni me mentirías.

-Entonces por esta pequeña mentira ahora me quieres un poquito menos...-se lamentó y le volví a besar.

-Yo sé como puedes arreglarlo...-dije y en milésimas de segundos volvió a besar mis labios.

Pero en el fondo, Nico sentía que engañaba a Juliet.




You can be a champion, Nico Rosberg.¡Lee esta historia GRATIS!