Capitulo 36

3.6K 291 54

Daryl's POV.

Me acerqué hacia Maggie, la cual, tenía un aspecto bastante deteriorado.

-Hey.- le dije, ella tembló un poco por el susto pero luego de verme asintió con la cabeza- No podras ver a Glenn hoy, fui a verlo y estaba bastante cansado, así que le dije que durmiera.- le avisé.

-¿Cómo está?- me preguntó, no podía verla así, suspiré.

-El está mejor.- asenti mientras la miraba a los ojos, los cuales estaban soltando finas lágrimas.

-Gracias, Daryl.- habló para luego irse de alli casi corriendo, la entendía, si Jill estuviera como Glenn yo no se que haría.

Suspiré y caminé hacia Michonne, quien estaba matando caminantes en la verja.

-¿Crees que el gobernador haya muerto?- pregunté, el tema de este hombre rondaba por mi cabeza hacia varios días.

-No lo se, Daryl, ahora hay algo más importante.- asenti, tenía razón.

-Lo se, es sólo que, no se la razón pero he pensado en el varias veces en estos días.- le conté mientras miraba hacia los lados para estar seguro de que nadie estuviera cerca.

-Si, bueno, no te preocupes por ello, supongo.- se encogió de hombros, asenti.

-Eres una gran consejera Michonne.- rodé los ojos y ella soltó una leve carcajada.

-Lo sé, es mi fuerte.- asintió mientras mataba un par de caminantes con un fierro.

Rodé los ojos, me alejé de alli para entrar a la prisión, quería ver a Jill otra vez.

Me acerqué hacia la biblioteca, donde todos ellos estaban y ahí estaba ella, al lado de Beth, la cual le hablaba sobre algo que no lograba escuchar.
Seguí mirando a Jill, sonreí cuando soltó una gran carcajada para luego taparse la boca como si reírse fuera un delito.
Beth rió al verla hacer eso y levantó su mirada hacia la puerta, en la cual estaba yo recostado observandolas.
Jill siguió su mirada y al verme le dijo algo a la rubia, esta le asintió con la cabeza.

Sonreí al ver a Jill acercarse hacia mi a un paso bastante rápido, casi tropieza con sus propios pies y la cogí de la cintura.

-Ten cuidado, Jill.- regañé.

Ella besó mi cuello- Lo siento.- habló mientras se separaba un poco de mi.

-Te extrañé.- le dije, ella sonrio abiertamente.

-Nos hemos visto hace un rato.- avisó.

-¿Estás diciendo que no me extrañaste?- pregunté, vaya, me había vuelto un marica y todo por ella.

-No, claro que no, te he extrañado demasiado.- acercó su rostro al mío y me besó.

-¿Te has sentido mal?- pregunté, ella suspiró y asintió.

-Varias veces.- murmuró mientras se dejaba caer hasta sentarse en el piso, seguí sus pasos y me senté junto a ella.

-Quiero que me avises cualquier cosa.- le sonreí mientras tomaba su mano.

-Lo haré, tranquilo.- sonrió-¿Sabes algo de Glenn?

-Ya te dije todo lo que sé.- le respondi, no quería seguir mintiendole.

Su mirada llena de esperanza cambió por una más triste, gruñí.

-No quiero que estés mal Jill, hazlo por nuestro hijo.- susurré mientras pegaba su frente con la mía. Ella asintió para luego abrazarme.

-Debo irme cariño, vendré mañana ¿si? -le dije mientras me levantaba del suelo, ella asintió.

-¿Prometes traer buenas noticias?- habló mientras soltaba mi mano.

-Lo prometo.- sonrei y le lancé un beso al aire, el cual ella agarró y lo llevó hacia sus labios.

Sonreí aun más.

Salí de allí, si que iba a extrañarla.

Caminé por los pasillos de la prisión pero una mano en mi brazo me hizo girarme inesperadamente, algo se abalanzó hacia mi, pero no era un caminante, alguien estaba besandome.

Uuuuuhhh....¿Quien será?
¡Comenten sus opiniones!
Nos leemos luego pequeñas♡♡

Faith - (Daryl Dixon)¡Lee esta historia GRATIS!