‡I‡

8K 335 36

Jeon Jungkook.

Un chico de diecisiete años, cabello castaño oscuro, ojos cafés, labio inferior más grueso que el superior. Alguien que acostumbraba usar camisetas blancas, jeans rasgados en las rodillas y tenis, de un cuerpo bastante sensual para ser llamado "nerd" por su tés algo morena, pero muy levemente, con algún que otro músculo notorio.

Un chico cualquiera, de un instituto cualquiera. Bastante normal ¿No?

Pero aún así se le consideraba como alguien perfecto, ya sea con sus calificaciones, sus modales y otros aspectos que ni el mismo sabía que tenía.

Pero ¿Que conocemos nosotros por "perfección"? Dicen que nadie es, ni fue, perfecto, y entonces ¿Por que Jungkook, el chico "no popular", era considerado perfecto? ¿Por que era acosado constantemente por personas que jamás en su vida conoció? ¿Era molestado por ser considerado "perfecto" por los demás? lo que no tenía mucho sentido.

Para Jungkook, la perfección en si, era una mierda, y él se encontraba de todo menos una persona perfecta.

¿Una de las razones? Tenía sentimientos hacia su maestro de Literatura Avanzada. Estaba enamorado de otro hombre y eso era mucho peor que ser el único Gay en una familia totalmente Homofóbica ¿cierto?, aunque considerando las opciones, ambas eran malas, llegando a ser incluso ridículas.

Él pensaba que amar a su maestro era algo poco común y casi repulsivo para los demás.

¡Pero claro que él no tenía la culpa! Menos cuando ese hombre era tan apuesto, sexy y de un tono de voz que mataba a todos con solo oírla.

Estaba perdidamente atraído hacia Kim Taehyung.

Amaba su cabello rubio, sus ojos azules -aunque sabía que eran lentes de contacto- sus labios delgados y finos, su piel algo bronceada. En resumen, todo de él lo volvía un desquiciado pervertido.

La primera vez que lo vio, fue cuando salía de su casa, rumbo a su trabajo de medio tiempo. Apenas había salido cuando lo vio caminar de una manera casi perfecta por la acera, hablando por su celular con una sonrisa divertida y también algo lasciva, pero Jungkook ignoro ese pequeño dato porque estaba concentrado en otra parte de su cuerpo.

La segunda vez fue en su salón, cuando anunciaron que él seria el nuevo maestro de reemplazo por un corto tiempo. O al menos hasta que llegara uno oficial.

Desde ese día que Jungkook deseo ser mujer, pero también se odio por pensar de esa manera y más siendo hacia su maestro ¿Es que era un pecado amar a un maestro? Pues para Jungkook hasta no lavarse las manos lo era.

Puesto que toda su vida la enseñaron sobre la "normalidad". Que los hombres se casaban con las mujeres, aunque no hubiera amor de por medio, y personas que se amaban, pero eran del mismo sexo, eran un pecado que debía ser corregido por dios. Lo que era bastante retorcido si lo pensaban de una manera más profunda.

_"Escucha a tu cuerpo y te dirá lo que tú mente intenta ignorar"_leía su maestro el libro que mantenía en su mano derecha, caminando de un lado a otro con una elegancia poco vista en ese instituto en cualquiera.

Repitió esa frase una y otra vez en su mente, grabándola junto a la sensual voz de Taehyung.

Desde que la clase había comenzado, Kook mordía la parte trasera de su lápiz, bastante nervioso y fascinado por la forma tan sensual que tenía su maestro al hacer sus clases.

_Bien_ dejo de ver a su maestro como idiota cuando escucho dejar su libro sobre el escritorio con fuerza, provocando un fuerte sonido. Varios se sorprendieron y dejaron de hacer lo que hacían para prestarle total atención al hombre de traje.

∞≈Porn Star≈∞ «~Taekook~•Yaoi•~BTS~»¡Lee esta historia GRATIS!